martes, 14 de febrero de 2012

Liturgia del Domingo de Ramos en la Pasión del Señor

CONMEMORACIÓN DE LA ENTRADA DEL SEÑOR A JERUSALÉN
El sacerdote y los ministros se dirigen al lugar donde está congregado el pueblo. Mientras tanto se canta la siguiente antífona u otro canto adecuado.



El celebrante invita al pueblo a participar de los ritos con algunas palabras.
Luego, el celebrante dice la oración.

ORACIÓN
Dios todopoderoso y eterno, dígante bendecir + estos ramos y concede, a quienes seguimos con alegría a Cristo, nuestroRey, llegar por él a la Jerusalén celestial. Que vive y reina por los siglos...
R. Amén
El celebrante en silencio rocía con agua bendita los ramos. Enseguida se proclama el evangelio de la entrada del Señor en Jerusalén.

EVANGELIO
Ciclo A: Mateo 21, 1-11
Ciclo B: Marcos 11, 1-10 o bien Juan 12, 12-16
Ciclo C: Lucas 19, 28-40

Proclamado el evangelio, si se cree conveniente, se tendrá una breve homilía.

PROCESIÓN
El celebrante comienza la procesión con unas palabras.
Durante la procesión se cantan las siguientes antífonas y salmos u otros cantos apropiados. Pueden servir éstos: "Pueblo de Reyes"; "Gloria, honor a tí"; "Victoria, tu reinarás"; "Marcha de la Iglesia"; "Hacia tí, morada santa"; "Aclama al Señor, tierra entera"; "Todos caminamos a tí, Señor"; "Hija de Sión, que alegría", etc.

SALMO 23
Del Señor es la tierra y cuanto lo llena,
el orbe y todos sus habitantes:
El la fundó sobre los mares,
El la afianzó sobre los ríos.

- ¿Quién puede subir al monte del Señor?
¿Quién puede estar en el recinto sacro?

- El hombre de manos inocentes
y puro corazón,
que no confía en los ídolos
ni jura contra el prójimo en falso.
Ese recibirá la bendición del Señor,
le hará justicia el Dios de salvación.

- Este es el grupo que busca al Señor,
que viene a tu presencia, Dios de Jacob.

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria.

- ¿Quién ese Rey de la gloria?
- El Señor, Dios de los ejércitos.
El es el Rey de la gloria. 
A la entrada de la procesión en la iglesia se canta el siguiente responsorio:


En aquellos lugares donde no se puede hacer la procesión fuera de la iglesia, se procede de dos modos: con entrada solemne, procediendo a bendecir los ramos y a proclamar el evangelio en el lugar más adecuado de la iglesia. De allí, en procesión solemne, el sacerdote se dirige al presbiterio para iniciar la misa con la oración colecta.
Con entrada sencilla, cantando a Cristo rey mientras el sacerdote se dirige al altar para dar comienzo a la misa en la forma acostumbrada.
Antífonas para la entrada sencilla: 1. Jn 12, 13; Mc 11, 10    2. Sal 23, 9-10

MISA
Llegado al altar, el sacerdote termina la procesión con la oración colecta de la misa. Luego se prosigue la misa de la forma acostumbrada.

ORACIÓN COLECTA
Dios todopoderoso y eterno, que por voluntad tuya, nuestro Salvador se hizo hombre y murió en la cruz, para que imitáramos se ejemplo de humildad. Te pedimos la gracia, de guardar las enseñanzas de su pasión, y así tener parte un día en su resurreción gloriosa. Por nuestro Señor Jerucristo...
R. Amén

Liturgia de la palabra
Teniendo en cuenta la importancia de la historia de la pasión del Señor, le está permitido al sacerdote, leer una sola lectura antes de la pasión, o solamente la pasión del Señor.
Primera lectura. Isaías 50, 4-7
Salmo responsorial. Salmo 22 (21); 8-9. 17-18a. 19-20. 23-24.
Segunda lectura. Filipenses 2, 6-11

Versículo antes del evangelio (Flp 2, 8-9)
Si no se canta puede omitirse
Cristo se hizo por nosotros obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo emcumbró y le concedió el nombre que sobrepasa todo nombre.
La pasión puede ser leída por lectores laicos, reservando al sacerdote, si es posible, la parte correspondiente a Cristo.

HISTORIA DE LA PASIÓN DEL SEÑOR.
CICLO A. Según san Mateo 26, 14-27, 66
CICLO B. Según san Marcos 14, 1-15, 47
CICLO C. Según san Lucas 22, 14-23, 56
En el momento de relatar la muerte del Señor, todos se arrodillan y se hace una breve pausa.
Después de la historia de la pasión, téngase, oportunamente una breve homilía.
Se dice "Credo"

ORACIÓN UNIVERSAL
Se responde en la forma acostumbrada y a la oración conclusiva se responde: "Amén"

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Señor, Dios nuestro, por la pasión de tu Hijo, que tu perdón no tarde; concédenos, que aunque sin mérito nuestro, por mediación de este único sacrificio, alcancemos tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén

PREFACIO
Realmente es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias, siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, nuestro Señor:
Quien, siendo inocente, se dignó sufrir por los pecadores, e injustamente condenado, murió por los impíos; por su muerte lavó nuestros pecados y por su resurrección nos adquirió la justificación. Por eso, con los ángeles y los arcángeles y con todos los coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu gloria:
Santo, Santo, Santo...
Durante la comunión sugerimos los siguientes cantos: "El Señor es mi pastor"; "Como brotes de olivo"; "Hombre de Dios"; "Juntos como hermanos"; "Que bien todos unidos", etc

Antífona de comunión (Mt 26, 42)
Padre mío, si este cáliz no puede pasar sin que yo lo beba, hágase tu voluntad.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
Señor, Dios nuestro, que en la muerte de tu hijo nos hiciste esperar lo que creemos; concédenos, que saciados con su cuerpo y sangre lleguemos a la gloria que aspiramos. Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén

BENDICIÓN
C. El Señor esté con vosotros
R. Y con tu espíritu

C. El Dios, Padre de misericordia, que en la pasión de su Hijo os ha manifestado su amor, os conceda, por vuestro servicio a Dios y a los hombres, la gracia de su bendición.
R. Amén

C. Y, ya que por la muerte temporal de Cristo, alejó de vosotros la muerte eterna, obtengáis es don de la vida inmortal.
R. Amén

C. Y así, imitando se ejemplo de humildad, participeis un día en su resurrección gloriosa.
R. Amén

C. Y la bendición de Dios todopoderoso Padre, +Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros y os acompañe siempre.
R. Amén

C. Podeís ir en paz
R. Demos gracias a Dios.

1 comentario:

Angelo dijo...

Vengo a dejarte aquí la seguridad de mis oraciones, ante la petición que me hiciste. Un abrazo

Compartir