viernes, 10 de junio de 2011

Jóvenes serían autores de acto satánico contra Eucaristía en iglesia de Colombia


REDACCIÓN CENTRAL, 10 Jun. 11 / 05:40 am (ACI)

El P. Rodrigo Hurtado Gil, párroco de San Isidro Labrador en Dosquebradas (Colombia), denunció que el sacrilegio realizado en la capilla Cristo Salvador la noche del 5 de junio, donde se encontraron las hostias derramadas, regadas con cerveza y pisoteadas,habría sido protagonizado por jóvenes.

En diálogo telefónico con ACI Prensa el 9 de junio, el P. Hurtado indicó que una investigadora del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía de Colombia, que recogió las huellas dactilares, le mostró que una de las personas involucradas sería "una chica de unos 15 o 16 años o puede ser la mano de un niño de 13 años o 14 años".
"Los que hicieron eso por la agilidad, la forma por la que entraron, todo, esgente muy joven", indicó el sacerdote.
El acto sacrílego se habría realizado entre la noche del 5 y la madrugada del 6 de junio. "En ese lapso ingresaron por el techo del templo, quebrando una teja y la claraboya", relató el P. Hurtado a ACI Prensa.
El presbítero se mostró sorprendido porque "no sabemos cómo violaron el sistema de seguridad, porque la capilla tiene alarma, tiene sensores de movimiento".
Así, sin ser descubiertos, "entraron, violaron el Sagrario, sacaron las hostias, las tiraron en el piso, inclusive algunas las pisotearon, a otras les echaron cerveza", denunció el P. Hurtado, afirmando que incluso "bebieron cerveza en el copón".
El párroco de San Isidro indicó a ACI Prensa que en la mañana encontraron "latas de cerveza alrededor, prendas de vestir. O sea que se quitaron la ropa, hicieron un festín ahí, un bacanal, una cosa horrible".
A pesar de otros robos materiales que también denunció, el sacerdote señaló que "el punto delicadísimo, gravísimo, fue la profanación a la Eucaristía".
El P. Hurtado dijo a ACI Prensa que tuvieron noticia al día siguiente, cuando el diácono permanente que colabora en la parroquia se disponía a abrir la capilla y "sintió gente, ruidos adentro como que estaban a prisa".
El diácono "alcanzó a ver los pies de uno (de los profanadores) que estaba de cuclillas en la puerta de la sacristía. Del susto volvió a cerrar, atrancó la puerta de la capilla y pidió auxilio a la policía, pero cuando regresaron ya se habían ido".
"Dejaron el copón por el suelo, la tapa del copón en una esquina del presbiterio, las hostias regadas. Si se iban a llevar el copón no alcanzaron a llevárselo porque en ese momento los despertaron y se asustaron y ahí sí se activaron las alarmas".
El P. Hurtado dijo a ACI Prensa que "en este momento el hecho como tal nos da a concluir que ha sido un acto evidentemente satánico", aunque reconoció que no hay pruebas contundentes de que existan grupos de este tipo en los alrededores.
"Hay muchas versiones que se entretejen y tanto la policía como la fiscalía están detrás de todas las investigaciones", señaló.
El sacerdote afirmó que otro problema que ha dejado desconcertado tanto a los investigadores como a los miembros de la Iglesia "es que la gente alrededor de la capilla han dicho que no saben, que no vieron a nadie".
Al P. Hurtado le parece claro que los profanadores "entraron por la parte de atrás de la capilla que da a unas propiedades, a unas casas, no sabemos si ellos se fueron por los techos de algunas propiedades hasta llegar al techo de la capilla. Estamos a la expectativa que nos digan en los análisis (policiales) y qué conclusiones han sacado y si han podido dar con los responsables".
Mientras tanto, indica el sacerdote, el Obispo de Pereira "ha sacado obviamente el decreto de excomunión" para quienes cometieron el acto sacrílego, además de indicar que "en unos 15 o 20 días programamos la Eucaristía de desagravio y reparación y ya se empezará a celebrar de acuerdo a algunas condiciones y algunos convenios que hay que hacer con la comunidad del sector".
El P. Hurtado también indicó a ACI Prensa que el Obispo "ha hecho una circular especial para todos los sacerdotes de la diócesis de Pereira porque casualmente en estos días, después de lo que pasó en la capilla, otro sacerdote de Dosquebradas, dijo que habían tratado de entrar al templo parroquial".
"No sabemos si es una desbandada de situaciones de tipo satánico, no había pasado eso", afirmó.
El párroco recordó que "la capilla fue objeto hace cuatro años de un robo mas no hubo un acto sacrílego, satánico", sin embargo le llamó la atención que "se llevaron siete velas y un crucifijo, fue lo único que se robaron, no tocaron ni micrófonos, ni equipo de sonido ni nada de eso".
El P. Hurtado pidió oración por "la situación del país, la situación social, la coyuntura que se está viviendo, yo no hablo de que haya una crisis de valores, sino unaausencia de valores, para que los jóvenes lleguen a una situación como esta".
"Eso esta pasando con gente que son niños, donde ya ha entrado el desorden, la ausencia de los valores, es porque están manejando un estado psicológico de resentimientos frente a traumas muy precisos y el primero de ellos que es ante Dios y ante todo lo que represente", finalizó.

No hay comentarios:

Compartir