martes, 3 de mayo de 2011

Ya se puede venerar a Juan Pablo II en capilla de San Sebastián en San Pedro

VATICANO, 03 May. 11 / 09:45 am (ACI/EWTN Noticias)


El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, explicó ayer por la tarde que los fieles ya pueden venerar al Beato Juan Pablo II en la capilla de San Sebastián, ubicada al costado de la escultura de la Piedad en la Basílica de San Pedro.
El P. Lombardi explicó que la ceremonia de traslado se efectuó luego de cerrar el acceso al público a la Basílica de San Pedro que veneró al nuevo Beato desde el domingo por la tarde.
La ceremonia y procesión de traslado fue presidida por el Arcipreste de la Basílica Vaticana, Cardenal Angelo Comastri. Al llegar al altar de San Sebastián, el féretro de madera con los restos de Juan Pablo II se colocó bajo el mismo.
Allí se rezó las letanías y se hizo la invocación, repetida tres veces, del canto "Beate Ioanne Paule", se rezó luego la oración propia del nuevo beato, y tuvo lugar la incensación.
A continuación, los trabajadores de la fábrica colocaron la gran losa de mármol blanco, con la frase: "Beatus Ioannes Paulus PP. II ", que cierra el espacio debajo del altar. Diversas personas presentes repitieron el gesto de besar devotamente la losa.
También participaron los cardenales Angelo Sodano, Decano del Sacro Colegio, Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, Angelo Amato, Giovanni Coppa, Giovanni Lajolo, Giovanni Battista Re, Leonardo Sandri y los cardenales Franciszek Macharski y Stanislaw Dziwisz, sucesores del cardenal Wojtyla en la sede de Cracovia (Polonia); los arzobispos Fernando Filoni, Dominique Mamberti y Mieczyslaw Mokrzycki, ex secretario personal de Juan Pablo II.
También asistió el postulador, Mons. Slawomir Oder y algunas religiosas del apartamento pontificio. La breve ceremonia terminó a las 7:45 p.m.
Desde hoy los fieles ya pueden venerar al Beato en la capilla de San Sebastián.

1 comentario:

Angelo dijo...

Estoy deseando hacerlo. A ver si un día logramos hacerlo juntos.
¡nada hay imposible para Dios!
Un abrazo

Compartir