domingo, 12 de diciembre de 2010

El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.

No me animo mucho a escribir, pero quiero compartir con quienes me leen un acontecimiento de los grandes: Su Santidad se ha dignado nombrarnos un nuevo arzobispo luego de unos meses de sede vacante y este ha sido el Excmo. y Rvcmo. Mons. Jairo Jaramillo Monsalve (en la foto).

Asistí a la posesión canónica en la Iglesia Catedral ayer y tomé algunas fotos. Aunque llegué temprano el lugar estaba lleno y tomé uno de los últimos lugares. Disfruté mucho de la liturgia y el sentirme en verdadera comunión con todas las personas presentes y que forman parte de los tan numerosos y fructiferos grupos, movimientos y congregaciones. Asistió un grupo numeroso de obispos de toda la provincia eclesiástica de Barranquilla y el presbiterio en pleno, presididos en principio por el Nuncio Apostólico Aldo Cavalli.

De las muchas fotos que vi después en las redes sociales me quedó con una que no capté por estar tan alejado del altar:
 Su Excelencia quizo incluir, antes de revestirse en la entrada de la Iglesia como lo manda la rúbrica, una visita breve a Nuestro Señor en la capilla del sagrario. Evoca en mi los mismos sentimientos de los que habló Bruno Moreno cuando el papa visitó Santiago de Compostela.
Aquel gesto es simplemente un gesto de humildad ante el Señor que llama, a tal o cual lugar al servicio, es decir "bueno Señor, aqui estoy para servirte" en el camino de Dios nuestro padre es esta la que debe ser nuestra frase. Al estar siempre con el Señor estamos dispuestos siempre a escuchar y obedecer a lo que Él quiere de nosotros.
Y esto también fue percibido en su sencillísima homilía: Una acción de gracias a Dios y un saludo a toda la comunidad Diocesana: Sacerdotes, Religiosos, Seminaristas, Niños, Jóvenes, a las Autoridades, Las Familias y a todos los presentes, dió su saludo y una breve exhortación. Dió gracias a su predecesor (que ahora es Primado de Colombia) y expresó su deseo de ser para su nuevo presbiterio "Un hermano, un amigo, Padre y Pastor" culminado con las primeras palabras del hermoso himno del Magnificat "Proclama mi alma la grandeza del Señor, y se goza mi espíritu en Dios mi salvador porque se ha acordado de su esclava, el poderoso ha hecho grandes cosas por mi y su nombre es Santo"
El pastor que nos confirmará ante Dios en la fe de ahora en adelante en su humildad y alegría ha tomado las palabras de María en el evangelio y nosotros tomando de la escritura también palabras damos gracias a Dios y contestamos: "El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres"

También me encontré con mis amigos que están en pastoral vocacional y ya que no los veré tan seguido también me tomé foto con ellos.
Les compartó también algunas fotos de la Catedral que tiene por titular  a María Reina y Auxiliadora (cuyo vitral aparece en una foto).
si adivina quien soy, se gana un premio

 



 


 


 


 


 

No hay comentarios:

Compartir