lunes, 1 de noviembre de 2010

Extractos de un interesante diálogo sobre la veneración de María y los santos.

Recopila José Miguel Arráiz 


Introducción
Hace poco en un foro protestante (Iglesia.net) encontré este interesante diálogo, donde el protestante anticatólico Daniel Sapia acusaba a los católicos de idolatría (más específicamente de “Mariolatría”). Les comparto algunos fragmentos de este diálogo que tuvo con amigo católico (nic Palermo).
Foto “escandalosa”
La siguiente foto la presentó Daniel Sapia como una “evidencia escandalosa” de la “mariolatría” católica, y agregó:

“…Lamentablemente, Mariolatría pura.."
Y aquí comienza el diálogo:

Palermo:
…¿Qué tiene de malo que se llame a celebrar a la madre de Dios? ¿Pecó Isabel por considerarse indigna de que la madre del Señor fuera a visitarla y sentir gozo al verla? (2) ¿Pecaron los gálatas al tratar a San Pablo como si fuese el propio Jesús? (3) ¿Pecaba la gente que procuraba que la sombra de Pedro cubriese durante su paso a alguno de sus enfermos? (4) ¿Esta gente estaba dejando de lado al Señor por hacer esas cosas?
[Nota del recopilador: Lo mismo puede verse cuando las personas eran sanadas por Dios al tocar los pañuelos de Pablo (5)]
Otra oportunidad ¿Qué tiene de cuestionable, en el ámbito que sea, celebrar a María?

Daniel Sapia:
Sin dudas la Mariología contemporánea lejos está de poder ser comparada con los ejemplos que cita. ¿Isabel Le rendiría culto espiritual a María?

Palermo:
Aún no veo algo cuestionable.
Lo que sí queda claro, es que
a) Al oír la voz de María, Juan saltó en el vientre de Isabel.
b) También al oír a María, Isabel se llenó del Espíritu Santo.
c) Le expresó lo mismo que a Jesús "Bendita tú...y bendito el fruto de tu vientre" Y encima a ella primero. Ambas cosas seguramente escandalizarían a más de un protestante en estos días.
d) Considera un favor inmerecido que María vaya a verla.
e) Llama a María "madre del Señor"

Daniel Sapia:
¿Los Gálatas le prendería velas a Pablo y peregrinarían de rodillas a un santuario eregido en su honor?

Palermo:
Los Gálatas recibieron a San Pablo como si fuese el mismo Jesús. Se menciona también que quienes lo recibieron hubieran estado dispuestos hasta a sacarse los ojos para dárselos (3). Estoy seguro de que esto también hubiera escandalizado a más de un protestante actual. No a un católico, por supuesto.

Daniel Sapia:
¿Le rezaba rosarios a Pedro la gente que fue bendecida con el paso de su sombra?

Palermo:
No, pero sí llevaba a sus enfermos por donde él anduviera, para que siquiera su sombra los cubriera. Me encantaría saber cuál hubiera sido su reacción, Sapia, viendo a la gente amontonada, gritando por San Pedro, corriendo, peleándose para que sus respectivos enfermos queden bajo la sombra del Apóstol. Estaría esta gente olvidándose del Señor?

Daniel Sapia:
No seré yo quien determine quién deja de lado a quien en su corazón (no podría!). Pero basta ver hacia dónde orientan primariamente sus ojos espirituales (conforme lo que dicen y lo que hacen) para darse cuenta en dónde está su tesoro.

Palermo:
Dice que no lo hará y termina haciéndolo.

Daniel Sapia:
Habría que definir el ALCANCE que poseen la 3 palabritas "celebrar a María". No queda en un mero "celebrar" con orol inocente. Yo la reconozco elegida por Dios para ser madre de Su Hijo, la reconozco bienaventurada, temerosa de Dios y dócil a Su voluntad. Y esto lo celebro en mi corazón (y doy gracias a Dios por su vida). Por eso, dejarlo sólo allí (celebrar a María) es equivocarse en el enfoque del planteo. Yo he observado la frase completa, con todo lo que ella enuncia y significa especialmente en las épocas mariolátricas que corren...

Palermo:
No veo, hasta el momento, nada cuestionable ni en la frase completa, ni de cualquier otra manera.

Daniel Sapia:
Gracias.

Palermo:
Por nada, pero me quedé con la intriga ¿cuál hubiera sido su reacción, Sapia, viendo a la gente amontonada, gritando por San Pedro, corriendo, peleándose para que sus respectivos enfermos queden bajo la sombra del Apóstol? De todos modos intuyo la respuesta.
Como conclusión, decir que no he encontrado en sus planteos, justificativo alguno que sustente su crítica hacia el letrero del Frente de la parroquia de la ciudad de Federación.

Daniel Sapia:
Ese es el problema con ud., estimado Palermo. Su mochila de prejuicios le hace inevitable el andar suponiendo. Libérese de ella y tal vez pueda ser edificado con opiniones diferentes a la suya. (6)
No yo, sino la Escritura es la que le responde:
"Al otro día entraron en Cesarea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos. Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre." (Hechos 10:24-26)

Palermo:
Muy bien, pero eso no contituye una respuesta a mi pregunta. Sólo está desviando hacia el episodio en que Cornelio quiso ADORARLO como bien se afirma en la propia Escritura. Ya sabemos que no se puede ADORAR a una creatura, aunque sea una figura tan inmensa como el glorioso Apóstol San Pedro. El tema es ¿qué hubiera hecho Sapia? ¿Amontonarse entre la gente, gritarle a San Pedro, arrastrarse entre la tierra para que al menos parte de su cuerpo quede cubierto por la sombra de Pedro? ¿O, como protestante que es, hubiera pensado "¡cuánta idolatría!" y se hubiera alejado? No hace falta que conteste.

Daniel Sapia:
Evade, estimado Palermo. Evade. Yo no he desviado a nada, sino que presenté un ejemplo bíblico REAL de lo que Pedro hubiera hecho. A NOSOTROS la Escritura nos aclara que la intención de Cornelio fue el adorarle. Pero ¿por qué Pedro lo hizo levantar, si sólo se postró ante él? (7) ¿Acaso Cornelio tenía un cartel que decía "ESTOY ADORANDO? ¿No es que uds. defienden que lo que vale es la intención del corazón y no meramente el acto externos de postrernarse o genuflexarse? ¿Por qué Pedro lo hizo poner de pie, si no sabía si estaba adorando o "simplemente" venerando?
Yo creo que el que desvía el tema es ud. que pretende comparar el culto que HOY se le brinda a la "Reina del Cielo" con la circunstancia bíblica de que Dios obraba milagros a través de la sombra de Pedro. Yo le pregunté si la gente le rezaba Rosarios a Pedro.. y ud. respondió (obviamente) que "NO" y luego salió con todo este rollo.

Palermo:
San Pedro hizo que Cornelio se levantara porque entendió que lo estaba adorando. Justamente, como usted dice, la Biblia se encarga de aclararnos que lo estaba adorando y no sólo inclinándose ante él (ya que en tal caso no habría tenido nada de malo la actitud de Cornelio) Entonces desde un primer momento se entendió ese suceso como un acto de adoración.

Daniel Sapia:
¿Y cómo lo entendió, entonces? ¿Le habrá leído la mente? Insisto con esto: ¿no es que hoy vale la intención y no el acto externo? ¿Cómo sabe un Papa o un Monseñor cuando alguien se postra delante de él en señal de adoración o de "simple veneración"? Pues, no lo sabe. Y Pedro tampoco lo supo. Él nunca hubiera permitido que la gloria se la dieran a él (a Pedro) ¿Ud. cree lo contrario? Si responde que si entonces leemos Biblias diferentes..

Palermo:
Es evidente que lo entendió, porque por algo lo hizo levantar, y por algo se aclara en la Biblia que lo hizo PARA ADORAR. Como ocurre con el angel del Apocalipsis. De otro modo bastaría con decir sólo que Cornelio se postró y Pedro le pidió que se levantara, pero no, Cornelio ADORÓ y ése fue el error. El simple hecho de postrarse no implica adoración, ese pasaje, que sigo sin entender por qué utilizan tanto los protestantes, apoya la idea católica al respecto.

Notas:
(1) Daniel Sapia, programador informático argentino de marcado anticatolicismo. Fue uno de los fundamentalistas que salió corriendo a acusr a Juan Pablo II de ser la mano de obra del Anticristo y de sentarse en la silla satánica en páginas Web por Internet. Jorge Pedernera refutó sus argumentos y le dejó en ridículo al demostrar su ignorancia histórica y patrística en el artículo “El Papa Juan Pablo II y su sillón…satánico?”. Aún así nunca se retractó.
(2) "Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno". Lucas 1,41-44
(3) Pero bien sabéis que una enfermedad me dio ocasión para evangelizaros por primera vez; y, no obstante la prueba que suponía para vosotros mi cuerpo, no me mostrasteis desprecio ni repulsa, sino que me recibisteis como a un ángel de Dios: como a Cristo Jesús. ¿Dónde están ahora los parabienes que os dabais? Pues yo mismo puedo atestiguaros que os hubierais arrancado los ojos, de haber sido posible, para dármelos. Gálatas 4,13-15
(4) Los creyentes cada vez en mayor número se adherían al Señor, una multitud de hombres y mujeres.... hasta tal punto que incluso sacaban los enfermos a las plazas y los colocaban en lechos y camillas, para que, al pasar Pedro, siquiera su sombra cubriese a alguno de ellos. También acudía la multitud de las ciudades vecinas a Jerusalén trayendo enfermos y atormentados por espíritus inmundos; y todos eran curados. Hechos 5,14-16
(5) “Dios obraba por medio de Pablo milagros no comunes, de forma que bastaba aplicar a los enfermos los pañuelos o mandiles que había usado y se alejaban de ellos las enfermedades y salían los espíritus malos.” Hechos 19,11-12
(6) Una vez que los argumentos del fundamentalista son refutados y queda desarmado, opta por descalificar a la persona. En este caso le acusa de tener una mochila llena de prejuicios y le menosprecia colocándose en el lugar de quien está liberado (falacia ad-hominen).
(7) Como es costumbre, Sapia trata de sacar provecho de un texto fuera de contexto ignorando otros pasajes donde un suceso similar ocurre y en dichos casos no hay censura ya que la intención no era adorar. Sin embargo Sapia solamente cita Hechos 10,24-26 ¿Será que piensa que los textos abajo citados no son ejemplos bíbicos REALES? ¿Será que Sapia es ignorante de dichos textos o los omite deliberadamente? (Esto es una útil muestra de como un fundamentalista suele escoger selectivamente los textos bíblicos que cree apoyan su postura).
El (Jacob) mismo… se inclinó siete veces hasta el suelo antes de alcanzar a su hermano. Génesis 33,3
Se acercaron las siervas de Jacob con sus hijos e hicieron profunda reverencia (ante Esaú). Génesis 33,6
Se acercó Lía con sus hijos y se postraron; por último … José y Raquel y se postraron (ante Esaú). Génesis 33,7
José … se postró delante de su padre hasta tocar el suelo con la cara Génesis 48,12 
A ti Juda, …, tus hermanos se inclinarán ante ti’. Génesis 49,8 
Moisés salió al encuentro de su suegro, le hizo una profunda reverencia y lo besó. Exodo 18,7
Josué se postró rostro en tierra ante el ángel. Josué 5,14
Y se arrodillaron para postrarse ante Yavé y ante el rey. 1 Crónicas 29,20 
(Ornán) salió de la era para postrarse ante él (David), rostro en tierra. 1 Crónicas 21.21 
Entró, pues, Betsabé al cuarto del rey (David)… Se arrodilló delante de él, inclinándose hasta el suelo. 1 Reyes 1,16
(Natán) se presentó ante él (David), inclinándose profundamente. 1 Reyes 1.23
Betsabé se arrodilló, inclinándose profundamente hasta el suelo, y exclamó: ‘¡Qué viva por siempre mi señor, el rey David!’. 1
Reyes 1,31
Adonías, hijo de Jaguit, fue a encontrar a Betsabé, madre de Salomón, y se postró ante ella. 1 Reyes 2,13
Se levantó el rey (Salomón) para recibirla y se postró ante ella (su madre Betsabé). 1 Reyes 2,19
Lo reconoció Abdías y, cayendo con el rostro en el suelo (ante Elías). 1 Reyes 18,7
Este (el jefe), al llegar, cayó de rodillas ante Elías. 2 Reyes 1,13
Del otro lado lo vieron los hermanos profetas de Jericó. Le salieron al encuentro, se arrodillaron ante él (Eliseo). 2 Re yes 2,15
Llegó hasta el hombre de Dios (Eliseo) y se abrazó a sus pies. 2 Reyes 4,27
Y, cuando llegó, Eliseo le dijo; ‘Toma tu hijo’. Ella se postró a sus pies y luego salió, llevándose al hijo. 2 Reyes 4,37
Saúl se volvió para mirar y vio que David estaba inclinado hasta tocar el polvo con su cara. 1 Samuel 24,9
Cuando Abigail divisó a David, se bajó de su burro, se inclinó ante él y se postró en tierra. Echándose a sus pies … 1 Sam
25,23-24
Ella (Abigail) postrándose en tierra dijo: ‘No soy mas que una esclava para lavar los pies de los que sirven a mi señor David. 1
Samuel 25,41 
Saúl comprendió que era Samuel, y se postró hasta tocar el suelo con su cara. 1 Samuel 28,14
Al tercer día, llegó un hombre del campamento de Saúl. Al llegar a David, se agachó tirándose al suelo. 2 Samuel 1,2
Llegando al lado de David, Mipibaal, hijo de Jonatán y nieto de Saúl, se inclinó hasta tocar el suelo con su cara. 2 Sam 9,6
La mujer fue, pues, a ver al rey, se inclinó hasta tocar el suelo con su cara y dijo: ‘Ayúdame, rey’. 2 Samuel 14,4
Joab se puso de rodillas con el rostro en tierra y bendijo al rey (David). 2 Samuel 14,22
Y Sibá, arrodillándose, le dijo: ‘¡No sé como agradecértelo, oh rey (David), mi señor!’. 2 Samuel 16,4
Arrodillándose delante del rey (David), Ajimás le dijo: ‘Oh rey, bendigamos a Yavé, tu Dios’. 2 Samuel 18,28
Cuando Areuna vio pasar al rey (David) … salió y se postró en tierra. 2 Sam 24,19
Al oír esto, el rey Nabucodonosor se arrodilló delante de Daniel y ordenó que se le ofreciera un regalo. Daniel 2,46
Temblaron entonces (Tobías y Tobit), y los dos cayeron con el rostro en tierra (ante el ángel Rafael). Tobías 12,15
Al oír esto, Rut se inclinó profundamente hasta el suelo y le dijo (a Booz)… Rut 2,10
(Ajior) una vez recuperado, se arrodilló a los pies de Judit y le dijo: ‘Bendita seas en toda Judá …’ Judit 14.7
El empleado, pues, se arrojó a los pies del rey, suplicándole’. Mateo 18,26
El compañero se echó a sus pies y le rogaba. Mateo 18,29
El hombre … después de encerrar bien a los demás presos, se arrojó temblando a los pies de Pablo y Silas. Hechos 16,29

No hay comentarios:

Compartir