sábado, 6 de febrero de 2010

Ayuno y Abstinencia.

por Freider Jesús Florián
AYUNO (del latín Ieiunium) se define como una disciplina física y espiritual por la que por un tiempo determinado, se renuncia voluntariamente a ciertos alimentos o se reduce su consumo, con el fin de someter los apetitos carnales, y disponerse a ejercicios y actividades espirituales. Se ayuna a imitación de Cristo y sus sufrimientos durante su pasión y su vida terrena.

En la Iglesia se ha practicado desde siempre, incluso, desde los primeros tiempos de los judíos. La Iglesia prescribe el ayuno que deben hacer los fieles y los días de ayuno obligatorio. 
Existen dos tipos de Ayuno vigentes:
  • Ayuno Eucarístico: Anteriormente era costumbre ayunar desde media noche, el día de la Eucaristía. Actualmente todos los fieles no deben comer nada durante una hora antes de la Santa Misa (excepto agua y medicamentos). Para quienes particpan de una celebración Eucarística varias veces al día por necesidad (ej. los sacerdotes) basta con que se guarde el ayuno Eucarístico en la primera Misa y está exento de las del resto del día
  • Ayuno Tradicional: La ley del ayuno requiere que el católico, desde los 18 hasta los 59 años de edad, reduzca la cantidad de comida usual. La Iglesia define esta práctica como una comida principal más dos comidas pequeñas que sumadas no sobrepasen la primera en cantidad. Este ayuno es obligatorio el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. El ayuno se rompe si se come entre comidas o se toma algún líquido considerado como “comida” (por ejemplo batidos; pero está permitida la leche). Las bebidas alcohólicas no rompen el ayuno; sin embargo, se las considera contrarias al espíritu de hacer penitencia.Es muy usual según lo anterior ayunar en esta forma: Desayuno (que por lo general es una comida ligera) Almuerzo completo (un almuerzo corriente según se acostumbre sin excesos) y una pequeña merienda o colación (muy ligera, en la hora de la cena) fuera de estas tres comidas, no se pueden ingerir más alimentos, se puede beber agua o tomar medicamentos. En sintesis, el ayuno consiste en UNA SOLA comida al dia, (por lo general el almuerzo) las otras dos comidas que no se comerán, se pueden reemplazar si se quiere por pequeñas refacciones y no sobrepasarán en cantidad a la comida principal (en este caso, el almuerzo)
AYUNO = COMIDA PRINCIPAL + 2x media COMIDA PRINCIPAL
También se puede ayunar simplemente a pan y agua o con líquidos, en cualquier día del año cuantas veces quiera el fiel (aunque tradicionalmente los domingos y en Pascua no se ayuna), pero en toda la Iglesia es obligatorio en todo momento el ayuno Eucarístico (salvo una excusa razonable) y son días obligatorios de ayuno tradicional los Miércoles de Ceniza, y Viernes Santo

El Ayuno, es una herramienta excelente para controlar la gula, mejorar la salud respecto a comer en exceso y mantener el cuerpo "ligero" para todo tipo de actividades mentales y espirituales. Ayunando se dominan los apetitos carnales y es la principal práctica penitencial. Propicia además el auto control y la dominación de la concupiscencia.


Tengamos bien en cuenta que cualquier abstención que nos impida seriamente llevar adelante nuestro trabajo como estudiantes, empleados o parientes serían contrarias a la voluntad de Dios.

El Código de Derecho Canónico, respecto al ayuno, la abstinencia y la penitencia nos dice:
1249  Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia; sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado unos días penitenciales, en los que se dediquen los fieles de manera especial a la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia, a tenor de los cánones que siguen.
1250  En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma.
1251  Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.
1252La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Cuiden sin embargo los pastores de almas y los padres de que también se formen en un auténtico espíritu de penitencia quienes, por no haber alcanzado la edad, no están obligados al ayuno o a la abstinencia.
1253 La Conferencia Episcopal puede determinar con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, así como sustituirlos en todo o en parte por otras formas de penitencia, sobre todo por obras de caridad y prácticas de piedad.



ABSTINENCIA (del latín Abstinentia) es la virtud que consiste en privarse total o parcialmente de satisfacer ciertos apetitos.

En la Iglesia, está reglamentada la Abstinencia de Carne que consiste en privarse de comer carne de res, de pollo y de cerdo en los días indicados, que son todos los viernes del año y el Miércoles de Ceniza, en recuerdo de la pasión de Cristo, el viernes es el día del recuerdo de la pasión del Señor.
Sin embargo, como se dijo, las conferencia episcopales de cada país pueden determinar si la abstinencia de carne puede sustituirse por alguna obra de caridad (como visitar enfermos) de piedad (el rezo del Santo Rosario) o de apostolado. Consúltese con la diócesis o la parroquia para saber la normatividad en cada país.

A pesar de esto es obligatorio, sin excepción, que la abstinencia de carne se guarde en los viernes de Cuaresma, el Viernes Santo y el Miércoles de Ceniza. Obliga a la abstinencia a los mayores de 14 años en adelante.







AYUNO y ABSTINENCIA En Colombia:
 "La Conferencia Episcopal de Colombia, en conformidad con el Código de Derecho Canónico, ha dispuesto: El Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo se observará el ayuno y la abstinencia de carne. Obliga el ayuno a los mayores de diez y ocho años hasta los cincuenta y nueve años cumplidos; la abstinencia, a los mayores de catorce años. Los demás viernes del año que no coincidan con una solemnidad, los fieles mayores de catorce años pueden cumplir el precepto de la abstinencia privándose de carne o de otro alimento habitual de especial agrado para la persona; la abstinencia puede suplirse, con excepción de los viernes de Cuaresma, por un acto determinado de mortificación, de piedad, de caridad, de limosna o de apostolado."


5 comentarios:

ÁLVARO MENÉNDEZ BARTOLOMÉ dijo...

Entre las citas que aportas, leo lo siguiente: "Ayuno Tradicional: consiste en una sola comida fuerte en el día, de la siguiente forma: Desayuno (obviamente ligero) Almuerzo completo (un almuerzo común y corriente sin excesos) y una pequeña merienda o colación (muy ligera, en la hora de la cena) fuera de estas tres comidas, no se pueden ingerir más alimentos, se puede beber agua o tomar medicamentos".
Una sola comida es contradictorio de hacer tres breves, como se sugiere en el texto. Si uno desayuna al amanecer (aunque sea ligero), luego hace "un almuerzo común y corriente" y luego toma una colación en la hora de la cena, ¿dónde está el ayuno? A mí eso casi me parece un día de ingesta normal, no un día de ayuno. Entiendo que el ayuno consiste en suprimir totalmente la comida principal del día (que generalmente es la del mediodía). Basta con tomar una pequeña ingesta al amanecer y al anochecer. Lean la Const. Apostólica 'Poenitemini' de Pablo VI. Muchas gracias. Un saludo en Cristo Jesús.

ianmnick dijo...

Estimado, son importantes las acotaciones que haces, pero si bien se remite uno a la Constitución Apostólica "Paenitemini" de SS Pablo VI Capitulo III sección III Numeros i y 2 dice:
§ 1. La ley de la abstinencia prohíbe el uso de carnes, pero no el uso de huevos, lacticinios y cualquier condimento a base de grasa de animales.

§ 2. La ley del ayuno obliga a hacer una sola comida durante el día, pero no prohíbe tomar un poco de alimento por la mañana y por la noche, ateniéndose, en lo que respecta a la calidad y cantidad, a las costumbres locales aprobadas.


Por tradición en la iglesia universal, la comida que se suprime es LA CENA no el almuerzo ÚNICA comida fuerte del día o "comida del dia" como dice la Constitución, el desayuno, se remitirá a lo que es, algo ligero y la cena se suprimirá por lo que llama colación (nombre que precisamente significa "refacción nocturna de dias de ayuno")pero bien, el fiel puede suprimir la colación, y el desayuno. Aunque si se suprime el desayuno, tendremos que el ayuno comenzó desde la cena del día anterior.
Entonces el ayuno consiste en una sola comida, como la que se acostumbra comer y en las otras dos que no se va a comer, se puede si se quiere, tomar una colación o un ligero desayuno que nos quite el problema de los ácidos estomacales nocturnos.

ianmnick dijo...

Sobre si uno mira, y dice ¿donde está el ayuno? uno debe pensar que nosotros, acomodados de nuestro tiempo nos volveríamos locos si tuviésemos a San Benito de tutor, pero el terror nos lo sostiene la pereza y la gula, el ayuno aunque no se ve fiero, lo es. Estamos acostumbrados a asaltar la nevera, el refri cada momento del día para comer "alguna cosita" creanme, para los que somos así, esto es un ayuno y de los fuertes, adquirimos disciplina y nos preparamos para hacer ejercicios espirituales teniendo el cuerpo ligero.
He sabido de personas que normalmente comen menos que eso, pues bien, según su resistencia, pueden apretar el ayuno, a una colación previa consulta de su director espiritual o ayuno a pan y agua.

Anónimo dijo...

El verdadero ayuno y abstinencia se hace espiriualmente y coporalmente Desde el comienzo del dia se empieza con una oracion a Dios y a la Santisima Virgen (El Santo Rosario). Se toma al desayuno un vaso de agua con una tajada de pan. Se puede comer el almuerzo entero. No se come nada solido entre las comidas. Y se continua el ayuno con agua y pan. Una sola comida fuerte al dia, ya sea el almuerzo o la comida. Se continua con oracion mental y espiritual todo el dia. Este es el verdadero ayuno.

Freider Florián dijo...

Estimado anónimo, quisiera decir dos cosas:
-Es apreciable la forma de ayunar que propones, pero te excedes al finalizar con la sentencia Este es el verdadero ayuno como si el mandado (que no sugerido) en el Codigo de Derecho Canónico y la Constitución Poenitemini de Pablo VI no fuesen un verdadero ayuno. Ayunar tiene sus variantes, pero el ayuno propio de la Iglesia es el que se consigna en estos documentos que ves aquí.
-He expuesto de forma muy práctica como es el ayuno de la Iglesia, pero se subentiende que el propio ayuno se perfecciona con la demás prácticas penitenciales (oración y limosna), sobre todo la oración.
Si bien no son parte sustancial del ayuno, son complementarias unas con otras prácticas.

Compartir