sábado, 28 de noviembre de 2009

Jóvenes católicos defienden Catedral de Medellín ante convocatoria de abortistas


MEDELLÍN, 27 Nov. 09 / 10:20 am (ACI)


Unos 700 jóvenes se apostaron en el atrio de la Catedral de Medellín ante la publicitada convocatoria de grupos feministas que pretendían atacar el templo para manifestar su apoyo al aborto.

En menos de doce horas, los católicos se organizaron para proteger la Catedral en una concentración pacífica, marcada por el rezo del Rosario y cantos religiosos.

Los abortistas, que apenas sumaron 30 manifestantes, no pudieron concretar el propósito de su convocatoria: protagonizar un acto masivo de apostasía y pegar carteles ofensivos en las puertas del templo mayor de la ciudad.

Los manifestantes anti-vida se marcharon luego de vociferar insultos a los asistentes.

"Este hecho nos demuestra que la fe en ciudad esta viva, que los jóvenes amamos la Iglesia y queremos vivir según la doctrina que en la Iglesia el Señor Jesús nos ha dejado", declaró Liliana Vélez, una de las jóvenes que defendió la Catedral.

Asimismo, recordó que "como católicos merecemos respeto y tenemos todo el derecho de hacernos respetar" así como expresar "que nuestros pastores, sacerdotes y obispos, no están solos, cuentan con un laicado entusiasta y decidido a luchar en contra de la anticultura de muerte que algunos grupos quieren imponer a la fuerza, manipulando datos estadísticos, presionando a las autoridades municipales con organismos internacionales y con amañadas interpretaciones de las leyes y la constitución".

"Los católicos vamos a defender Medellín y Colombia porque no queremos vivir la degradación social y moral que hoy vive España y Europa en general, queremos serun país que testimonie al mundo que la familia es fuente vida y amor, que la mujer tiene dignidad, que su vocación a la maternidad y el rol que debe tener en la sociedad debe ser valorado rectamente y que no queremos vivir bajo la oscura y maligna ideología de género", agregó.

domingo, 22 de noviembre de 2009

El Arrebato o Rapto de la Iglesia ¿Doctrina Católica?



LaHaye pone el arrebato... por las nubes! El "arrebato" "el rapto de la iglesia", el "dispensacionalismo"
y otras ideas vueltas locas.


Te has reunido con un viejo amigo para tomarte un café, y él empieza hablando de una excitante colección de libros que está leyendo. “Realmente me hicieron pensar”, observa, “sobre toda esta historia de ‘ser dejado atrás’ ”.
Si no tienes ni idea de qué está hablando, es muy probable que o bien seas católico o bien hayas estado viviendo en otro planeta durante algún tiempo. Pero también es muy probable que a tu amigo le estén arrastrando a aceptar creencias sobre los “últimos tiempos” que son contrarias a la enseñanza católica y que están fabricando fundamentalistas cerriles y “martillos de católicos”.
Los libros, por supuesto, son los exitosísimos, mañosamente fabricados y ampliamente publicitados bodrios apocalípticos conocidos como la serie “Left Behind” [literalmente: “dejado atrás”, N. T.], cuyos autores son Tim LaHaye y Jerry B. Jenkins. Ofrecen un relato novelado acerca de lo que los autores creen que ocurrirá en un futuro próximo: el denominado “arrebato”, una venida secreta de Cristo para arrebatar a todos los verdaderos cristianos de la tierra, dejando atrás a todos los demás. Este “arrebato” es seguido inmediatamente por la “tribulación,” un periodo de siete años repleto de muerte, sangre e ira de Dios. Los personajes son inventados, pero los acontecimientos, asegura LaHaye a sus lectores, se encuentran en la Biblia.
El primer libro, Left Behind: A Novel of the Earth’s Last Days [Dejado atrás: novela de los últimos días de la Tierra, N.T.] (Tyndale, 1995), iba a ser el primer y último volumen que se publicase. Pero cuando los últimos días de la tierra no quisieron materializarse y las ventas empezaron a subir, se fabricaron más volúmenes. El mes de noviembre pasado se publicó el octavo libro de la serie, The Mark: The Beast Rules the World [La marca: la Bestia gobierna el mundo, N.T.], y rápidamente escaló hasta los primeros puestos de las listas de ventas, encabezando las del New York Times, el USA Today y el Wall Street Journal, al igual que había hecho meses antes su predecesora, The Indwelling: The Beast Takes Possession [La llegada: la Bestia toma posesión, N.T.]. El noveno libro, Desecration [Profanación, N.T.], aparecerá este mes de octubre.
La serie ha pulverizado récords de venta de novela cristiana, con más de veinte millones de ejemplares vendidos. También ha inspirado una serie para niños, cintas de audio, libros complementarios de “no ficción”, una “Biblia de la Profecía” y hasta un descendiente cinematográfico, Left Behind: The Movie [Dejado atrás: la película, N.T.] , que vendió 2.8 millones de ejemplares en vídeo y fue anunciada como la película más cara protagonizada por Kirk Cameron jamás producida. Lo único que se echa de menos en toda esta chifladura de parafernalia apocalíptica son tazas de café, muñequitos articulados Cameron y Palm Pilots proféticos.
Mi trasfondo fundamentalista
No soy ajeno a este asunto del arrebato. Criado en un hogar fundamentalista, anticatólico y creyente en el arrebato, me pasé muchas horas dándole vueltas a lo que significaba ser “dejado atrás”, leyendo, hablando, oyendo cosas sobre el tema y hasta cantando canciones alusivas. En campamentos bíblicos y encuentros juveniles solíamos cantar “Como desearía que hubiéramos estado preparados”, una popular cancioncilla sobre el arrebato. (Aparece en la banda sonora de la película Left Behind). Me recuerdo a mí mismo cantando a voz en cuello el pegadizo estribillo: “No queda tiempo para convertirse / El Hijo ha venido y has sido dejado atrás”.
Además de eso, ya leía libros de Tim LaHaye muchos años antes de que el New York Times hubiese oído hablar de él. LaHaye era bien conocido entre los fundamentalistas, haciendo famoso su nombre gracias a libros suyos como The Act of Marriage [El acto del Matrimonio, N.T.] (una guía sexual fundamentalista para parejas casadas), Transforming Your Temperament [Transformando tu carácter, N.T.] y The Battle for the Mind [La batalla de la mente, N.T.]. Era como Freud, el doctor Ruth y Billy Graham reunidos en una sola persona.
La Haye era también un “experto en profecías bíblicas”, que escribía obras sobre el libro bíblico del Apocalipsis, la crisis de Oriente Próximo y el inminente juicio de las naciones. Era —y sigue siendo— un tenaz oponente de los papistas, un producto de la Bob Jones University que no ahorraba golpes a la hora de describir las maldades sin cuento de la iglesia “romanista”.
Saltemos a 1997. Mi mujer y yo estamos ingresando en la Iglesia Católica. Se acabaron los sermones de 45 minutos, las charlas contra el beber buena cerveza, o el tener que leer libros de LaHaye. Pero al mismo tiempo en que estábamos abrazando la apostasía papista de que había alertado LaHaye, veía su nombre en las librerías, en Internet y —que Dios nos coja confesados— en manos de católicos. ¡Llegué a oír que algunos sacerdotes y doctores en educación religiosa estaban recomendando sus libros! Católicos que no sabían que se había publicado un nuevo Catecismo leían los libros de la serie Left Behind con un entusiasmo que sólo puedo calificar, tristemente, de arrebatador. ¿Qué estaba pasando?

jueves, 19 de noviembre de 2009

Experto pide a mexicanos no creer en falsas profecías mayas sobre el fin del mundo

MÉXICO D.F., 19 Nov. 09 / 08:10 pm (ACI)
El destacado periodista Carlos Villa Roiz, escribió un artículo de opinión en el que pide a los mexicanos conocer su historia y no creer en las supuestas "profecías" sobre el fin del mundo que guionistas de Hollywood atribuyen a los mayas en la película "2012" pero que nunca existieron.

En el artículo publicado por Impacto El Diario y recogido por el Sistema de Información de la Arquidiócesis de México (SIAME), Villa Roiz recuerda que los mayas surgieron hacia el 1500 A.C. y existieron hasta finales del siglo XVII.

"Entre ellos había astrónomos, matemáticos, sacerdotes, militares,hombres sabios que desarrollaron dos calendarios complejos, pero precisos basados en la cuenta de los Katunes (períodos de 20 años). Éstos eran el solar o civil de 365 días y el Tzolkin, lunar o ritual de 260. Ambos se conjugaban porque son divisibles entre cinco", explicó.

Señaló que "si ambos (calendarios) se marcan en dos engranajes, darían vueltas y vueltas hasta la eternidad y cada vez que acabara un ciclo iniciaría otro, obviamente. Lo mismo ocurre con el calendario gregoriano, en que llevamos poco más de dos milenios".

Villa Roiz afirmó que "aunque hay diferentes interpretaciones de las equivalencias de las fechas mayas con nuestro calendario, esto fue aprovechado por el director de la película para inventar que en 2012 será el fin de una era, y su fantasía fue adornada con el suicidio de una comunidad de mayas (ya mestizos), que estaban desolados porque llegaba el tiempo en el que se cumplieran las ‘profecías’ mayas".

Según el periodista, "tratándose de novelas y cine, los guionistas pueden hacer lo que quieran, incluir seres de otros mundos, duendes, brujas o lo que quieran. El resultado puede ser divertido o deplorable y ofensivo para algunos como es el caso de los libros de Down Brown. Lo que resulta preocupante es que la gente los crea y que conviertan estas fantasías en dogmas supuestamente ocultos".

"En pleno siglo XXI, cuando mucha gente se aparta de las religiones históricas bajo el influjo del materialismo, el relativismo y la metodología científica, resulta deplorable que ocupen estos vacíos los horóscopos, la lectura del tarot o del café y el cine", indicó.

Villa Roiz explicó que "los mayas dibujaron en el Códice Dresde lo que dicen otros libros de tradición indígena como es el Popol Vuh: La destrucción de la humanidad a causa del diluvio universal, evento que se repite casi en todas las culturas, como por ejemplo, entre los huicholes de Jalisco y Nayarit. La leyenda de los Cinco Soles y sus equivalentes apunta hacia el pasado y los filósofos y cineastas modernos, a partir de eso, pueden deducir que los ciclos de la naturaleza se repiten, pero eso dista mucho a que los mayas hayan pronosticado para el 2012, cualquier destrucción como lo muestra el filme".

El autor lamenta que "en México, en donde vergonzosamente se lee, si acaso, dos libros al año, mucha gente crea todas estas mentiras" y por ello pide "a la Secretaría de Educación que los alumnos leyeran a Sylvanus G. Morley, uno de los mayistas más destacados de todos los tiempos. En tanto, la Biblia sólo dice acerca del fin del mundo: ‘Nadie sabe el día ni lo hora, sólo el Padre’".

Entregan a Benedicto XVI casco blanco por libertad de secuestrados en Colombia


VATICANO, 18 Nov. 09 / 11:16 am (ACI)

Al finalizar la Audiencia General de este miércoles, dos representantes de la caravana de motociclistas que en estos días ha recorrido Europa, entregaron un casco blanco al Papa Benedicto XVI, como símbolo de su deseo de ver libres a los secuestrados en Colombia.


El periodista colombiano Herbin Hoyos, director del programa "Las voces del secuestro", y Jenny Mendieta, hija del general Luis Mendieta, secuestrado hace 11 años, hicieron entrega del simbólico presente al Santo Padre. Al momento de la entrega, un nutrido grupo de colombianos exclamaba: "¡Liberen a los secuestrados!"


Al recibir el casco, el Papa Benedicto XVIseñaló que "vamos a orar mucho por ellos. Vamos a pedir por su liberación".


Este caso lleva el símbolo de la Caravana Motorizada Internacional por la Libertad de los Secuestrados, en donde se aprecia una moto y un cóndor con las alas extendidas. Este grupo recorrió España, Francia e Italia para pedir la liberación de los rehenes en poder de las FARC, así como los ya liberados rehenes del barco atunero español Alakrana.


Esta iniciativa, explicaron, también la buscan realizar con distintos jefes de estado. Estuvieron presentes en el Aula Pablo VI algunos obispos colombianos con ex secuestrados así como parientes de algunos rehenes.



lunes, 16 de noviembre de 2009

Vittorio Messori relata a ACI Prensa su conversión y explica motivos de nuevo libro



MADRID, 16 Nov. 09 / 08:41 am (ACI)
Vittorio Messori es posiblemente el escritor católico más conocido del mundo. Es el único que ha logrado entrevistar a dos Papas: con Juan Pablo II escribió conjuntamente "Cruzando el umbral de la esperanza", y con el entonces Cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI, "Informe sobre la fe". Acaba de presentar en España su último libro: "Por qué creo" (LibrosLibres) en el que explica, entre otras cosas, cómo pasó de ser agnóstico a convertirse en el más prestigioso apologeta católico del momento.



Messori concedió una entrevista exclusiva a ACI Prensa, a través del periodista Luis del Real Espanyol, en la que explica los motivos de este nuevo libro y relató la historia de su conversión.

Señor Messori, ¿por qué ha escrito este libro?

Porque los lectores querían saber sobre "mi conversión", y desde hacía muchos años me insistían para que lo contase todo. Yo me quedaba en vaguedades, dando respuestas genéricas, sobre todo porque no me gusta demasiado hablar de mis asuntos privados. Pero también porque era consciente de que es muy difícil –es más, es imposible– describir una revolución interior como aquella que había vivido muchos años antes y que había cambiado mivida de golpe y para siempre. Además, muchos colegas periodistas insistían en hacerme entrevistas sobre aquello tan profundo que me había sucedido.

Al final, me he rendido a las insistencias, tanto de los lectores como de los colegas, y he respondido a las preguntas de la larga entrevista del que, a mi parecer, es el mejor cronista religioso italiano, Andrea Tornielli, vaticanista de "Il Giornale" (el periódico de Milán fundado por Indro Montanelli) y autor de muchos libros importantes. Como preveían tanto Tornielli como el editor, el libro ha suscitado mucho interés y curiosidad, y va ya por la quinta edición en Italia, mientras que siguen saliendo traducciones.

¿Cómo fue su conversión?

Es la historia de un joven que, sin que lo previese ni lo desease, fue detenido, bruscamente, en el camino que estaba recorriendo y que se vio obligado a cambiar radicalmente de sentido. A menudo la conversión –es decir, el descubrimiento o el redescubrimiento de la fe- es el resultado de una búsqueda, es el punto de llegada después de un largo camino. Esto es lo normal. Pero existen excepciones, y una de ellas es mi caso.

Entonces, ¿usted no buscaba ser cristiano?

Yo no buscaba nada, gozaba de buena salud; no era rico, pero tampoco tenía preocupaciones económicas, estaba satisfecho con la cultura agnóstica que mis maestros me habían dado en la escuela. Me preparaba para una carrera de intelectual totalmente laica, lejana de motivaciones y preocupaciones religiosas. Estudiaba, y como era joven y muy sensible a la fascinación por el género femenino (éramos gente de otra época, a los chicos nos gustaban las chicas y no los señores con bigote...) me ejercitaba también en los primeros pasos de la carrera de libertino.

¿Su educación fue laica?

Mi familia no estaba contra Cristo, sino contra la Iglesia; no rechazaba el Evangelio, sino a la institución clerical. Mi madre me ponía a menudo en guardia hacia los curas, y repetía que la Iglesia era "sólo una taberna". Mi padre era más moderado, pero tampoco iba nunca a la iglesia. Entre todos mis parientes, sólo había una tía que iba a Misa los domingos, y a la que la llamábamos "la beata".

Y, ¿en la escuela?

Frecuenté durante 13 años las escuelas estatales, en las que recibí una cultura, más que laica, laicista, y donde, en cualquier caso, ningún profesor hablaba de religión más que para condenar a la Iglesia del pasado, y a menudo también la del presente. Después de aquellos 13 años me matriculé en la universidad, concretamente en la Facultad de Ciencias Políticas. Me convertí pronto en uno de los alumnos predilectos de los famosos maestros de aquel ateneo, todos ellos maestros también en agnosticismo.

¿En la universidad de aquella época no debía haber un atisbo de trascendencia?

Se enseñaba un agnosticismo, digo, no ateísmo: el ateísmo era considerado una cosa vulgar, al que se consideraba una religión, aunque dada la vuelta. El ateo es aquel que pierde el tiempo y energía en polemizar con los creyentes, cuando lo que se debe hacer es ignorarlos. Aquellos maestros nos enseñaban que la verdadera perspectiva del hombre de cultura es reconocer que el problema religioso no se puede resolver con la razón. Y como el hombre no tiene un instrumento superior a la mente, es necesario abandonar toda preocupación sobre el Más Allá y concentrarse sólo en aquello que se puede ver y tocar: en la Historia, en el mundo, en la política. No podemos saber si Dios existe o no existe. Entonces, ¿para qué preocuparse? En definitiva, un agnosticismo radical, impenetrable. Sólo un golpe de un ariete no humano podría hacerlo pedazos.

¿Y aquel golpe de ariete llegó?

Sí, llegó de imprevisto, sin que yo pudiera presentirlo y sin que lo desease en absoluto. Al contrario: cuando me di cuenta de que si aceptaba la fe tenía que aceptar también unos determinados deberes morales, me puse a llorar, sabiendo que ¡iba a tener que destruir mi preciada libreta llena de contactos femeninos!

¿Qué fue lo que ocurrió, tan fuerte, como para cambiar totalmente su vida?

En el libro intento explicarlo, aunque, obviamente, creo que no lo he conseguido del todo. Lo único que sé es que, de pronto, y sin haberlo buscado, entre julio y agosto de un ya lejano 1964, entré como en una nueva dimensión donde me resultó clarísima, tangible, la verdad de aquel Evangelio que hasta aquel entonces desconocía. Incluso no habiendo frecuentado jamás la Iglesia, incluso no habiendo realizado nunca estudios de religión, descubrí que mi perspectiva, de laicista y agnóstica, se había vuelto, de pronto, cristiana. Es más: católica. Y comprendí que tenía que profundizar en aquella verdad que me había sido dada, y comunicársela a los demás. Por tanto, la mía no fue una "búsqueda de la fe", sino que desde entonces ha sido una búsqueda de las "razones que hacen razonable y creíble la fe". La fe no como punto de llegada, sino como punto de partida que doy por cierto (así me pareció en aquel lejano verano), y sobre el cual he de reflexionar e investigar, para comprender por qué es "verdadera".

Señor Messori, dice que tuvo una experiencia mística, habiendo sido usted tan racional…

Yo era –y lo soy todavía– una persona muy racional y concreta, y no tengo nada en común con los visionarios, con aquellos que creen tener revelaciones e inspiraciones divinas y que se presentan como inspirados o como gurús. Lo que me ocurrió en aquellos dos meses ha sido algo único en mi vida, y también esto me hace creer en su verdad. No había nada en mí que lo predispusiera. En la universidad, mis maestros se sorprendieron muchísimo y se decepcionaron cuando tuve que confesar que había sido "obligado", por un Encuentro enigmático, a convertirme en católico, y que por tanto, no podía continuar mi colaboración cultural con ellos. Pensaron en una crisis psiquiátrica, en una depresión, en un equívoco, pero, dado que yo insistía en mi nuevo camino, me abandonaron, y finalmente renegaron de mí.

En el libro dice que agradece y valora la enseñanza racional que le dieron sus maestros…

Sí, la razón es un don de Dios, que debemos utilizar y por el que debemos estar agradecidos. El error es encerrar la razón y convertirla en una ideología, el racionalismo, que afirma que no hay nada más allá ni fuera de ella. Me aburren mucho las discusiones, siempre renovadas, sobre la incompatibilidad entre ciencia y fe, entre razón y religión. Me baso en mi experiencia, que me ha confirmado la verdad de la frase de Blaise Pascal que, como sabéis, no es lo que se dice un soñador, sino uno de los mayores científicos de la historia. Yo he descubierto en mi propia vida que Pascal tenía razón cuando escribía: "El último paso de la razón usada hasta el fondo es reconocer que hay muchas cosas que la superan". La fe, por tanto, no va contra, sino va más allá de la razón, sin que exista contraste, sino complementariedad. Esto es lo que he intentado demostrar con mis libros, incluido este "Por qué creo". He intentado de razonar con el lector para demostrarle que aceptar el Misterio evangélico es algo razonable.

Su vida la ha dedicado a compatibilizar fe y razón, ¿verdad?

Por eso he sentido como un deber intentar consolidar, con mis escritos, a los creyentes en su creencia, y de hacer saber a los no creyentes que se puede aceptar la fe sin renegar nunca de las exigencias de la razón.


domingo, 15 de noviembre de 2009

¿Qué es el Ecumenismo?

Por Ricardo García
(Nota: Todos los pasajes bíblicos son citados de la Biblia Latinoamericana (Para la versión en inglés se usó la Biblia de Jerusalén)
Bautistas, luteranos, episcopales, calvinistas, presbiterianos, católicos, etc...
¿Cuál es la verdadera fe? REALMENTE conoces si las doctrinas de tu iglesia están soportadas por la Biblia? ¿Cómo puedes saber que TU interpretación de la Bibia es correcta?
¿Por qué hay miles de distintas denominaciones (iglesias) protestantes sólo en los E.U(22,000 mínimo), y cada día se incrementan?
Un hombre llamado Charles Russell, encontró en la Biblia que no había infierno. Era un adventista (hijo de presbiterianos), pero se separó y fundó los Testigos de Jehová.
Los televangelistas están difundiendo muchos errores (como el Toronto 'Blessing') sobre Jesús, y condenan y se burlan de aquellos que se alejan de sus comunidades locales.
¿Qué le está pasando a la Iglesia? ¿Por qué?
¿Por qué esta división entre cristianos?


Mas ustedes, amadísimos, recuerden lo que anunciaron los apóstoles de Cristo Jesús nuestro Señor. Ellos les decían: 'Al fin de los tiempos habrá hombres que se burlarán de las cosas sagradas y vivirán según sus deseos impuros. Aquí tienen a hombres que causan divisiones, hombres terrenales que no tienen el Espíritu Santo".
(Judas, 17-19)

Si alguno enseña otra cosa y no se atiene a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo y a la doctrina que es conforme a la piedad, está cegado por el orgullo y no sabe nada; sino que padece la enfermedad de las disputas y contiendas de palabras, de donde proceden las envidias, discordias, maledicencias, sospechas malignas, discusiones sin fin propias de gentes que tienen la inteligencia corrompida, que están privados de la verdad y que piensan que la piedad es un negocio.
(1Tim 6:3-5)

Os conjuro [pido] hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que tengáis todos un mismo hablar, y no haya entre vosotros divisiones; antes bien, estéis unidos en una misma mentalidad y un mismo juicio. Porque, hermanos míos, estoy informado de vosotros, por los de Cloe, que existen discordias entre vosotros. Me refiero a que cada uno de vosotros dice: "Yo soy de Pablo", "Yo de Apolo", "Yo de Cefas" [Pedro], "Yo de Cristo". ¿Está dividido Cristo?
(1Cor 1:10-13)

(Tristemente, esto suena muy familiar... 'Soy bautista', 'Soy calvinista', 'Soy católico', 'Soy cristiano'. ¿Está Jesucristo dividido?)
Sabemos que no TODAS las religiones cristianas pueden ser verdaderas (ya que se contradicen), pero por eso... ¿tenemos que fundar una NUEVA? Lo que realmente pasó es que la Iglesia que Cristo fundó se dividió. Primero, los Católicos contra los Ortodoxos; luego los Luteranos, Calvinistas, Swigilistas, Bautistas... luego Enrique VIII fundó la iglesia Anglicana (adoptando algunas ideas de Lutero)... el resto es historia. Lo que antes era 1 Iglesia se convirtió en... ¿miles? de distintas iglesias (y todas se hacen llamar cristianas). Ahora, si estas iglesias fueran compatibles, se unirían y se convertirían en una sola Iglesia. ¿Por qué no pueden? Simple. No lo son.
Pero nada puede evitar a Jesús de difundir el amor entre Sus ovejas. Eso es por lo que nos mandó el ecumenismo. El ecumenismo es el trabajo de todos los cristianos abiertos de corazón que promueve una verdadera unidad entre las distintas iglesias; con mente abierta, no a la perversión, sino a encontrar cuál es la VERDADERA doctrina. En lugar de pelear con labiblia, la gente trabajando por el ecumenismo hacen lo mejor para evitar discusiones 'escripturales' sinfín entre cristianos. Primero hablan del amor de Dios, oran y tratan de entener el punto de vista de los demás.
Permítanme de nuevo citar la Sagrada Escritura:
Sean humildes, amables, pacientes, y sopórtense unos a otros con amor.
Mantengan entre ustedes lazos de paz, y permanezcan unidos en el mismo espíritu. Sean un cuerpo y un espíritu, pues al ser llamados por Dios, se dio a todos la misma esperanza. Uno es el Dios, el Padre de todos, que está por encima de todos, y que actúa por todo y en todos.
(
Ef 4:2-6)

¿Cómo haremos esto?
Bueno, vamos a ver:
Cuando vamos a discutir sobre cierta creencia, por ejemplo... "¿Es Jesús Dios?", podemos preguntarle a muchos... algunos no saben. Algunos dicen Si, otros dicen "no". Todos tienen distintas opiniones, y sentimientos sobre sus opiniones. ¿Pueden estar TODOS bien? Dejenme mostrarles la siguiente imagen de Jesús:

Ve, por cada PEQUEÑO error al interpretar la Biblia (¿y quién nos dice que es pequeño?), la imagen de Jesús se distorsiona. Pongamos un ejemplo: La gente dice que no necesitamos a NADIE que nos enseñe nada, para conocer a Jesús. "Tenemos la Biblia, para qué una iglesia?". Y por esto, la gente se da una idea equivocada de cómo Dios quiere que seamos. Dios quiere que seamos una comunidad, y si nos apartamos de la comunidad, podremos caer en el error de malinterpretar la biblia (y si me equivoco, podrías explicarme por qué no hay UNA iglesia con UN mismo grupo de creencias? ¡La había en los tiempos de Jesús!)

¿Cómo se ha malinterpretado la Biblia?




(y qué hacer para no cometer dichos errores)

a) No tomar en cuenta el contexto histórico de la Biblia.
Por ejemplo, veamos Mateo 19:24. "Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja, que para un rico entrar al Reino de los Cielos". Eso suena como amenaza, no? Si un rico lee esto, y no está bien educado en su fe, se entristecerá e incluso odiará a la cristiandad.
Ahora veamos el contexto histórico. Para los judíos, el "ojo de ajuga" era un tipo de abertura entre las montañas, muy angosta. Para que un camello pasara por el ojo de aguja, uno tenía que descargar el camello, hacer que el camello pasara, y luego tomar las cosas y volver a cargar el camello con todo el equipaje.
Tomando en cuenta esto, lo que Jesús dijo es que primero tenemos que deshacernos de nuestras posesiones para entrar al cielo. Esto es, no verlas como "nuestras", sino como de Dios. Así dejaremos de amar cosas como el dinero. (recordemos que el amor al dinero es una forma de idolatría).
Acuérdate que Israel es un país ORIENTAL - en los tiempos de Jesús, y en aquellos lugares, las palabras y acciones tenían un significado diferente al nuestro. Por ejemplo, lavarte las manos era un modo de ser 'purificado' (así vemos a poncio pilato lavarse las manos antes de entregar a Jesús), y un acto sagrado antes de comer - no simplemente una práctica antiséptica). Es por eso que necesitamos leer historia para entender bien la biblia. O por lo menos escuchar lo que nuestros pastores/sacerdotes nos dicen.
"Pero eso no es justo! A mí me dijeron que sólo necesitaba la biblia". Oye, no es mi culpa que los evangelios hubieran sido escritos POR ORIENTALES, PARA ORIENTALES. Nosotros somos occidentales. ¿Cómo esperas entender cosas (como el uso del nombre y el renombrar a una persona), con significados occidentales?
b) Tratar de soportar nuestra doctrina buscando como locos TODA la biblia, tan sólo para encontrar un versículo sencillo, incluso fuera de contexto, que soporte nuestras ideas (es decir, torcer las escrituras), en lugar de leer todo en contexto y ver si el contexto se aplica a nuestra doctrina y la soporta.
Por ejemplo, recientemente surgió una secta, o más bien una serie de movimientos "carismáticos" (no confundir con la Renovación Carismática Católica, que es cosa aparte). Estos movimientos surgieron cuando un señor llamado Rodney Howard Browne experimentó un ataque violento de risa que atribuyó al Espíritu Santo (cuando las pruebas demuestran lo contrario - división entre personas, falta de lectura de la Biblia, doctrinas anticristianas, etc). Algunas personas que participan en estos 'revivals' experimentan un tipo de borrachera "espiritual" (es decir, actúan como si estuvieran borrachos), otros se ponen a hacer sonidos de animales perdiendo el control sobre sí mismos... Algunas personas que se dejaron llevar por estos "carismaniáticos" se basan en los siguientes pasajes de la Biblia (cuando los discípulos empezaron a hablar en lenguas): "Otros, en cambio, decían riéndose: "Están llenos de vino!" (Hch 2:13).

Si vemos este verso sencillo, podríamos decir "Esto está en la Biblia y es válido" (pero desde cuándo algo es válido sólo porque esté en la Biblia?No sabemos si es enseñanza, hecho histórico, parábola, o incluso una costumbre que se deba condenar).




Así que mejor continuemos leyendo...




"Entonces Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: "Judíos y habitantes todos de Jerusalén: Que os quede esto bien claro y prestad atención a mis palabras: No están estos borrachos, como vosotros suponéis, pues es la hora tercia del día..."(Hch 2:14-15)

Noten que Pedro no dijo "están borrachos espiritualmente", sino que dijo claramente: "NO están borrachos". Y si dijo esto, era para correjir a aquellos que se _burlaban_ de los discípulos. Entonces vemos: Los que reían no reían a causa del Espíritu Santo, sino porque se burlaban de los que SI estaban guiados por el Espíritu (hablando en lenguas). Vemos que hay que leer siempre en contexto COMPLETO de la Biblia?
Pero los que hablaban en lenguas no sólo no hablaban en su propio idioma, sino que hablaban en el idioma de los extranjeros y proclamaban las maravillas de Dios: Admirados (los extranjeros) decían: "¿Es que no son galileos todos estos que están hablando? Pues ¿cómo cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa? Partos, medos y elamitas; habitantes de Mesopotamia, Judea, Capadocia, el Ponto, Asia, Frigia, Panfilia, Egipto, la parte de Libia fronteriza conCirene, forasteros romanos, judíos y prosélitos, cretenses y árabes, todos les oímos hablar en nuestra lengua las maravillas de Dios"(Hch2:7-11)
Así que si tienes alguna 'teoría' sobre Dios, la Iglesia, la salvación, etc, no puede ser SOPORTADA COMPLETAMENTE por la Biblia, tomada en CONTEXTO COMPLETO, entonces no es compatible con la cristiandad (por ejemplo, 2Tim 3:16 dice que todas las Escrituras son Palabra de Dios, y los hermanos separados dicen que esto soporta la teoría de "Sola Biblia" ("si no está en la Biblia, no es palabra de Dios"). Pero en contexto completo, vemos que Pablo exhorta a Timoteo a seguir sus enseñanzas y ejemplo, y luego le recomienda leer las Escrituras (y en ese entonces hablaba del AT - el NT no estaba escrito todavía). Es decir, si leemos 2Tim 3 en contexto completo, no vemos que sólo hay que recurrir a la Biblia, sino también a la enseñanza y ejemplos de los Apóstoles.

Otro ejemplo de tomar la Biblia fuera de contexto: Estaba discutiendo con alguien sobre la epístola a los Romanos, y me citó Romanos capítulo 4, versículos 3, 5-8, 11, 16, 22-25. Vemos que son 25 versículos de un mismo capítulo, y sin embargo esta persona quitó algunas partes, de 2, 4 y hasta 6 versículos seguidos. Yo me pregunto: ¿Puede ser esto una buena interpretación?




Así que leí el pasaje COMPLETO. Es decir: Romanos 4:3-25. ¿Tiene un contexto diferente? ¡Claro! Estabamosdiscutiendo sobre obras involucradas en la salvación. Fuera de contexto, entendíamos: "Estás salvado sólo por tu fe, y tus obras son inútiles". Pero ¿Romanos 4:3-25, en contexto completo, dice algo sobre nuestras obras? No, dice la en Jesús contra la ley judía (ya que había una secta entre los primeros cristianos que afirmaba que para ser cristiano, necesitabas hacerte judío primero - dicha secta se denominaba los "judaizantes", y Pablo la rebate en esta carta). Ahora ven cómo siempre hay que tomar el contexto completo de un pasaje antes de interpretarlo?

Lo que es más. La numeración en versículos de la Biblia no fue introducida en los cristianos sino siglos después de que todos sus libros fueran completados; es decir, los pasajes estaban hechos para leerse COMPLETOS. La división en capítulos y versículos se usó para localizar ciertas enseñanzas específicas. Es por eso que no debemos saltarnos los versículos que no nos gusten de la Biblia. Recordemos: Medias Verdades, Mentiras completas.
c) Interpretar literalmente algunas partes de la Biblia que no se debían tomar así...
Como los famosos 144,000 en el Apocalipsis - 144 es 12 veces 12, y 12 es un número considerado "divino" por los judíos. ¡Recordemos que muchos de los primeros cristianos, también eran judíos!
d) No interpretar literalmente pasajes que SI debían haberse tomado como literales.
Por ejemplo, "quien se divorcia de su mujer y se vuelve a casar, es un adúltero". Si Cristo nos dice algo como "En verdad os digo", entonces nos está hablando sin parábolas. Si dice "el Reino de los Cielos es como..." entonces es una parábola. ¿Ven por qué necesitamos un pastor? Y no sólo CUALQUIER pastor - un pastor que esté iluminado por el Espíritu Santo. Necesitamos ver en él una verdadera prueba del amor de Cristo. Si nuestro pastor no parece así, pidamos por él - A Dios le encanta que pidamos unos por otros!
e) Tratar de interpretar la Biblia por mismo, sin ninguna ayuda.
"Hay en algunas [ cartas de San Pablo ] algunos puntos difíciles de comprender, que los indoctos e inconstantes en su fe, tuercen, como también las otras Escrituras, para su propio perjuicio." (2 Pedro 3:16)
Sépanlo bien: nadie puede interpretar por sí mismo una profecía de la Escritura, ya que ninguna profecía proviene de una decisión humana, sino de que los hombres de Dios, movidos por el Espíritu Santo, dijeron sus mensajes. (2 Pedro 1:20-21)
f) Ir con tu pastor o sacerdote, y dudar de sus palabras y prefieres tus propias interpretaciones, ignorando que él está más preparado que tú en esto.
¿Cómo crees que empezaron sectas como los Testigos de Jehová? Porque el fundador prefirió sus propias interpretaciones Bíblicas a las de su pastor/sacerdote. Así que fundó una nueva iglesia.
Si alguien promueve sectas en la Iglesia [secta, en mis propias palabras, es un nuevo grupo religioso o "iglesia" con doctrinas que difiere de las enseñanzas ortodoxas (estándar) de la Iglesia - nota del editor],llamarás su atención una y primera y una segunda vez; después, rompe con él, sabiendo que es un descarriado y culpable que se condena a sí mismo. (Tito 3:10-11)
¿Qué podemos hacer por la unidad de los cristianos?
Hay un documento muy importante, escrito en el Concilio Vaticano II, titulado "unitatisredintegratio" (re-integración de la unidad). Aquí citaré los puntos que considero más importantes que explican, más o menos, cómo se debería llegar a esta unidad.
5. El deseo de restablecer la unión corresponde a la Iglesia entera, tanto a los fieles como a los Pastores, a cada uno según sus posibilidades, así en la vida diaria cristiana como en las investigaciones teológicas e históricas. Tal empeño manifiesta ya, de alguna manera, la unión fraterna existente entre los cristianos, y va conduciendo a la plena y perfecta unidad, conforme a la benevolencia de Dios.
8. (..) En ciertas circunstancias especiales, como cuando se ordenan oraciones «por la unidad», y en las asambleas ecuménicas, es lícito, más aún, es de desear que los Católicos se asocien para orar, con los hermanos separados. Tales preces comunes son un medio muy eficaz para conseguir la gracia de la unidad y expresión genuina de los vínculos por los que los Católicos permanecen unidos aún con los hermanos separados: Pues donde hay dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos (Mt., 18, 20).
Sin embargo, no por ello está permitido considerar la adoración en común (communicatioinsacris) como un medio que pueda usarse sin discreción para restablecer la unidad de los cristianos. Esta comunicación depende fundamentalmente de dos principios: de la expresión de la unidad de la Iglesia y de la participación en los medios de la gracia. La expresión de la unidadprohibe, de ordinario, la comunicación. La necesidad de participar en la gracia algunas veces la recomienda. Las autoridades locales deben determinar con prudencia el modo de obrar en cada caso, atendidas las circunstancias de tiempo, lugar y personas, a no ser que la conferencia episcopal, según sus propios estatutos, o la Santa Sede determinaren otro modo de actuar.
9. Conviene conocer la disposición de ánimo de los hermanos separados. Para ello se necesita un estudio, que se ha de llevar a cabo con espíritu de verdad y con benevolencia. Es preciso que católicos, muy bien preparados, adquieran mejor conocimiento de la doctrina y de la historia, de la vida espiritual y cultural, de la psicología religiosa y de la cultura peculiares de los hermanos [separados]. Para lograrlo, ayudan mucho, mediante la reunión de ambas partes, los congresos destinados a tratar sobre todo cuestiones teológicas, donde cada uno puede tratar a los demás de igual a igual, con tal que los que toman parte, bajo la vigilancia de los obispos, sean verdaderamente peritos. Con tal diálogo puede incluso aclararse más la verdadera posición de la Iglesia católica. Así también se llegará a conocer mejor el pensamiento de los hermanos separados, y nuestra fe les será expuesta con una mayor precisión.
10. La sagrada teología y las demás disciplinas, sobre todo las históricas, deben también enseñarse con un sentido ecuménico, para que respondan cuanto mejor posible a la realidad.
Conviene mucho que los futuros pastores y sacerdotes se formen adecuadamente en la teología elaborada de esta forma, con sumo cuidado, y no polémicamente, sobre todo en lo que se refiere a las relaciones de los hermanos separados para con la Iglesia católica. Porque de la formación de los sacerdotes, sobre todo, depende la necesaria educación y formación espiritual de los fieles y de los religiosos.
También conviene que los Católicos, consagrados a obras misioneras en las mismas tierras donde trabajen también otros Cristianos, conozcan, hoy sobre todo, las cuestiones y los frutos que del ecumenismo se derivan para su apostolado.
11. Nunca deberá ser obstáculo para el diálogo con los hermanos el método y manera con que se expone la fe católica. Es absolutamente necesario expresar claramente toda la doctrina. Nada es tan ajeno al ecumenismo como un falso irenismo, que atente a la pureza de la doctrina católica y obscurezca su auténtico y verdadero sentido.
(El falso irenismo es algo como esconder partes de nuestra fe, para 'mantenernos unidos', en lugar de exponer nuestra fe. A Cristo no le gustan verdades a medias, pues son peores que una mentira. Es como avergonzarnos de El para que el mundo no nos juzgue - nota del editor).
Pero, al mismo tiempo, la fe católica debe ser expuesta con mayor profundidad y con mayor rectitud, para que, tanto por la forma como por las palabras, pueda ser verdaderamente comprendida aun por los hermanos separados.
Finalmente, en el diálogo ecuménico, los teólogos católicos, fieles a la doctrina de la Iglesia, al dedicarse con los hermanos separados a investigar los divinos misterios, han de proceder con amor a la verdad, con caridad y con humildad. Al comparar las doctrinas, no olviden que hay un orden o una «jerarquía» de las verdades en la doctrina católica, puesto que es diversa su conexión con el fundamento de la fe cristiana. De esta forma se preparará el camino por donde todos se estimulen a proseguir con esta fraterna emulación hacia un conocimiento más profundo y una exposición más clara de las insondables riquezas de Cristo (cf. Ef 3,8)
En resumen:
¿Se han alguna vez preguntado por qué todas estas peleas de Biblia, que no parecen tener fin?
Es porque el problema no está en la Biblia, y no puede ser resuelto con únicamente la Biblia - el problema vino de la imagen distorsionada del Señor Jesús (ver figura) que la otra persona tiene.
Verán, una persona no creía en el infierno porque pensaba que Dios era demasiado bueno para mandar a alguien allí. Pero esta persona estaba cegada, no podía ver que hay personas tan cerradas de corazón que ELLAS MISMAS IRIAN al infierno, sólo para rechazar a Dios (y de hecho, esa es la definición teológica del infierno - el eterno rechazo de Dio y de todo su amor y paz - y donde no hay amor, paz, felicidad, hay sufrimiento, tormento y tristeza - ¿ven?)
Algunas veces estamos tratando de resolver el problema de una herejía, con la biblia. Pero una persona tiene el concepto equivocado de cierta doctrina (Por ejemplo, los católicos creemos que la Gracia es el habitar de Dios dentro de nosotros, y otros cristianos creen que la Gracias es ÚNICAMENTE la seguridad de la salvación, y nada más).
Otras veces, la persona tiene un problema psicológico porque fue herida por gente de cierta iglesia, y no puede aceptar sus creencias por su propia amargura. Ven - si el problema no empezó con la Biblia, no puede ser resuelto con la Biblia - necesitamos ir a un mayor entendimiento. Veamos el sig. diagrama:

Si, por ejemplo una persona tiene un problema con... el análisis linüístico (por ejemplo, si la Biblia dice "quien crea" y la persona pensó que decía "quien haya creído", dicha persona no saldrá de su error, no importa cuánto le muestren la Biblia en todas sus traducciones y ediciones. Pero cuando le explican: "Mira - ve cómo el griego original de esto, significa 'creencia contínua' y no un 'evento pasado'", entonces entenderá lo que le tratan de decir. Muy probablemente dirá: "¡Hubieras empezado por eso!"
Así que el truco es un largo estudio y compartir la VISION COMPLETA de una doctrina. Hasta que no compartamos todo lo de nuestras creencias (sin esconder NADA), no iremos a ninguna parte. ¿Por qué? Tratamos de explicar el "por qué" y no el "qué". ¿Se han preguntado, por qué es tan difícil explicar algo a alguien de otra creencia/iglesia? Esta persona fue ENSEÑADA - tu vas a COMPROBAR, en lugar de ENSEÑARLE lo que sabes. ¿Y cómo sabremos EXACTAMENTE dónde está el error del otro? Con la ORACIÓN. Sin oración, no hay caso en empezar siquiera. Pensar que podemos hacer todo por nosotros mismos [como los judíos del desierto que trataron de ser justos por sí mismos y no por la Gracia de Dios] no nos llevará a ningún lado. Oren, oren, oren - podrían por ejemplo dedicar todas sus buenas obras a Dios, como oración (¡a mí me funciona!), especialmente aquellas que te cansan más (como lavar el carro). Y recuerden, siempre tengan un corazón abierto. ¡Todos lo necesitamos! :)
Pero otras veces, bueno, las personas han cerrado sus corazones a Dios - y como sólo por el Espíritu Santo podemos entender los Misterios Divinos, aquellos que no lo tienen (por ejemplo pecadores empedernidos) no pueden entender estas cosas bien. Por eso, el arrepentimiento de sus pecados (porque ninguno de nosotros está libre de pecado), es ESENCIAL para el ecumenismo.
Para terminar, sólo puedo hacer una oración.
Padre, te rogamos por tu rebaño, que seamos todos uno, como Tú y Cristo son Uno. Llena los corazones de tu pueblo con el fuego de tu amor, y la faz de la Tierra será renovada. Por favor ilumínanos a todos, regresa a aquellos que se han apartado de , porque para nada es imposible.
También te pedimos, todos los que estamos leyendo esto, que ayudes a aquellos que dudan. No dejes que nadie sea engañado por algún concepto erróneo de . Esperamos que algún día el mundo se una en el amor, teniendo a Tu Hijo Jesucristo como nuestro salvador.
En Su Santo Nombre,
te lo pedimos Señor,
Amén.



Compartir