domingo, 27 de septiembre de 2009

Reforzar valores espirituales y morales de la sociedad, pide Benedicto XVI a católicos

PRAGA, 27 Sep. 09 / 08:43 am (ACI)

En la celebración de las vísperas de ayer sábado por la tarde con los obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas y miembros de movimientos laicales en la Catedral de los Santos Vito, Venceslao y Adalberto de Praga, el Papa Benedicto XVI resaltó la urgente necesidad del compromiso de los miembros de la Iglesia “para reforzar los valores espirituales y morales en la vida de la sociedad actual”.

En su homilía el Santo Padre señaló que "amar a Cristo y a los hermanos debe ser la característica de todos los bautizados y de todas las comunidades". Por ello animó a los presentes a "alimentar el amor de Cristo con la oración y la escucha de su palabra; nutríos de Él en la Eucaristía, y sed, con su gracia, artífices de unidad y de paz en todos los ambientes".

Benedicto XVI subrayó que "tras el largo invierno de la dictadura comunista, vuestras comunidades cristianas, han vuelto a expresarse libremente". Sin embargo, añadió, "os dais cuenta de que hoy no es fácil vivir y testimoniar el Evangelio. La sociedad tiene todavía las heridas causadas por la ideología atea y a menudo está fascinada por la mentalidad moderna del consumismo hedonista, con una peligrosa crisis de valores humanos y religiosos y la deriva de un relativismo ético y cultural difundido”.

“En este contexto, es urgente un renovado compromiso por parte de todos los miembros de la Iglesia para reforzar los valores espirituales y morales en la vida de la sociedad actual", exhortó.

"Que vuestras actividades pastorales dediquen energías al campo de la educación de las nuevas generaciones. Que las escuelas católicas promuevan el respeto del ser humano, presten atención a la pastoral juvenil también fuera del ámbito escolar, sin descuidar a los otros fieles. ¡Cristo es para todos! Espero que haya un mayor entendimiento con las otra instituciones, tanto públicas como privadas”.

“La Iglesia –siempre es útil repetirlo– no pide privilegios, sino únicamente poder obrar libremente al servicio de todos y con espíritu evangélico", precisó luego el Santo Padre

El Papa alentó a los obispos y sacerdotes a "trabajar incansablemente por el bien de los que han sido confiados a su cuidado" y recordó que los consagrados, "con la profesión de los consejos evangélicos recordáis el primado que Dios debe tener en la vida de todos los seres humanos y viviendo fraternalmente testimoniáis qué enriquecedor es la práctica del mandamiento del amor".

Finalmente, el Papa pidió a los jóvenes seminaristas que se preocupen por "adquirir una sólida preparación cultural, espiritual y pastoral". Que en este Año Sacerdotal, concluyó, “la figura del Santo Cura de Ars, un pastor totalmente entregado a Dios y a las almas, consciente de que precisamente su ministerio, animado por la oración, era su camino de santificación, sea un ejemplo para vosotros".

Los Católicos somos Cristianos por excelencia.


La conversión de San Pablo

Entre los no tan nuevos fenomenos que causan confusión hoy día, está la corriente del "cristianismo sin apellido" como lo suelo llamar yo y viene de una intención oculta de desnaturalizar el carácter de "cristianos" de la comunidad católica, cual Estados Unidos cuando se apropió definitivamente del término "americano" siendo que americanos también somos los colombianos, mexicanos, chilenos, guatemaltecos, brasileños, argentinos, etc. (O bien del término "norteamericano" siendo también norteamericanos los canadienses)
Compruébelo usted mismo preguntando a algúna persona que pertenezca a alguna secta religiosa algo como: "¿A que religión perteneces?" y esta te dirá: "Yo soy Cristiano". Así, a secas, un católico con los pies bien puestos sobre la tierra sabe que nosotros también somos cristianos, dejándonos con la misma duda (y hago esta salvedad porque he conocido uno que otro católico que ve clara diferencia entre ser "cristiano" y ser "católico" como comparar judaismo e islamismo) y si a dicha persona le preguntas algo más concreto como: "¿En cual Iglesia te congregas?" podriás toparte con una respuesta evasiva que te deje en claro que no es católico, o bien algo como "Me congrego en la Iglesia Cristiana".
Esta "moda" está muy extendida y probáblemente usted ya haya tenido experiencia en una situación como la del ejemplo, en la cual como católicos, estamos siendo discriminados de tener la calidad de "cristianos", todo esto promovido por sectarios de mala fe y católicos ignorantes en escala macro. La situación es tal que quizá muchos de nosotros nos estemos contagiando de esa moda sin darnos cuenta, causando un grave daño a la formación de personas en los primeros pasos de la fe, jóvenes y hasta niños, sobre todo los no católicos que crecen viendo a la Iglesia y a sus fieles como "lo que debemos seguir para no ser cristianos" comenzando por la creación en su mente de la idea de que no lo somos.
Lo que podemos hacer, todos nosotros para superar este problema que crecre y crece es "adoctrinarnos" mutuamente, sin ningún esfuerzo. Sólo cuando oigamos a alguien hacer esta diferenciación, corregirle inmediatamente sin ninguna discordia ni mucho menos, una de las obras de misericordia es "corregir al que yerra", al hacerlo mostramos caridad por el otro, y también por los hermanos separados y los sectarios como me suele ocurrir a mi:
Joven: ¿De qué religión eres?
Yo: Yo soy cristiano
Joven: ¿Cristiano? ¡Yo también!
Yo: Cristiano Católico
Joven: mmmmm...
Yo: Los católicos, también somos cristianos, no te confundas, cristianos somos los que tenemos como centro de nuestra fe a Cristo mismo, como Nuestro Señor y Dios y como Nuestro Salvador, yo también soy cristiano y me siento orgulloso de serlo bajo el seno de la Iglesia.
************
¿De donde viene la palabra "Católico" y que significa? cortesía de http://es.catholic.net/
Algunos evangélicos suelen preguntar el significado de la palabra "Católico", y su significado, y otros tantos hermanos catolicos desconocen el significado, a continuación exponemos este articulo del hermano Bob Stanley, para responder a esta cuestión. Pregunta; ¿De dónde viene el origen de la palabra católico? Respuesta; Viene del griego Katholikos, que luego se latinizó en Catholicus. Pregunta; ¿Cuál es el significado de la palabra? Respuesta; Significa ´Universal´, que en sí misma significa ´en relación a, o que afecta al mundo entero y a toda la gente en él´. Esto quiere decir: abarcando todo, amplitud de comprensión, general, y el contener todo lo que es necesario. En fin, significa toda la gente en todos los lugares, teniendo todos lo necesario, y por todo el tiempo. Pregunta; ¿Pero es Bíblica? Respuesta; Si lo es. Está en Mateo 28:19-20, "Vayan y hagan discípulos en todas las naciones...enséñenles a cumplir todo lo que les he ordenado; además yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo." Esta es una declaración de la Universalidad, Katholicos, Catholicus, Católica. Pregunta; He escuchado que la palabra ´Católica´ no fue usada sino hasta cientos de años después de que Jesucristo fundó Su Iglesia. Respuesta; No es cierto. El primer indicio del uso de la palabra que pude encontrar está en la carta a los ´Smymeans´, de San Ignacio de Antioquía (del 106 D.C.), párrafo 8: "Cuando el arzobispo aparece, deja ser a la gente como es, donde está Jesucristo, allí está la Iglesia Católica." Indudablemente la palabra se utilizaba antes de la época de esta escritura. Pregunta; Algunos dicen que la Iglesia Católica terminó con Constantino (285-337), con el ´Edicto de Milán´ el cual se publicó en el año 313, donde permitía a la Iglesia practicar abiertamente. Otros dicen que es cuando la Iglesia comenzó. ¿Quién dice la verdad? Respuesta; Ninguno tiene la razón. La Iglesia Católica es la verdadera Iglesia fundada por Jesucristo y El garantizó su eternidad, Mateo 28:20, y es sin duda la verdad, 1Timoteo 3:15. Ahora, si alguno de los argumentos en cuestión fuera verdadero, ¿no crees que los Padres de la Iglesia lo hubieran mencionado en algún sitio? Pregúntales a quienes dicen esas cosas que te muestren un documento que lo pruebe. Aquí está lo que los Padres de la Iglesia han dicho. En cada caso la palabra ´Católica´ es utilizada. Nótese las fechas, atraviesan un siglo antes y después de Constantino. En cada caso la palabra ´Católica´ es utilizada. El JXXXX refiere a los números de párrafo en "La Fe de los Padres de nuestros tiempos", Por William A. Jurgens. Iglesia Católica... • Ignacio, Carta a los Smyrneans 8:1-2. J65. 106 DC • Martirio de San Policarpio16:2. J77,79,80a,81a, 155DC • Clemente de Alejandría, Stromateis 7:17:107:3. J435, 202DC • Cipriano, Unidad de la Iglesia Católica 4-6. J555-557, 251DC • Cipriano, Carta a Florentino 66:69:8. J587, 254DC • Lactantius, Instituciones Divinas 4:30:1. *J637, 304DC • Alejandro de Alejandría, Cartas 12. J680, 324DC • Anastasio, Carta en el Concilio de Nicea 27. J757, 350DC • Anastasio, Carta a Serapio 1:28. J782, 359DC • Anastasio, Carta al Concilio de Rimini 5. J785, 361DC • Cirilo de Jerusalem, Lecturas Catequéticas 18:1. J836-*839, 350DC • Dámaso, Decreto de Dámaso 3. J910u, 382DC • Serapio, El Sacramental13:1. J1239a, 350DC • Pacian de Barcelona, Carta a Sympronian 1:4 J1243, 375DC • Agustín, Carta a Vicente el Rogatist 93:7:23. J1422, 408DC • Agustín , Carta a Vitalis 217:5:16. J1456, 427DC • Agustín, Salmos 88:2:14, 90:2:1. J1478-1479, 418DC • Agustín, Sermones 2, 267:4. *J1492, *J1523, 430DC • Agustín, Sermon a los Catecúmenos en el Credo 6:14. J1535, 395DC • Agustín, La verdadera Religión 7:12+. *J1548, *J1562, J1564, 390DC • Agustín, Contra la Carta de Mani 4:5. *J1580-1581, 397DC • Agustín, Instrucción Cristiana 2:8:12+. *J1584, J1617, 400DC • Agustín, Bautismo 4:21:28+. J1629, J1714, J1860a, J1882, 411DC • Agustín, Contra los Pelagians 2:3:5+. *J1892, *J1898, 421DC • Inocencio I, Carta a Probus 36. J2017, 417DC • Fulgencio de Ruspe, Perdón de los Pecados 1:19:2, J2251-2252, 517DC Las siguientes escrituras atestiguan la antigüedad de la Iglesia Católica Antigüedad de la Iglesia... • Hermas, El Pastor Vis 2:4:1. J82 • Anónimo Segunda Carta de Clemente a los Corintios 14:2. J105 • Clemente de Alejandría, Stromateis 7:17:107:3. J435 • Agustín, Carta a Deogratias 102:15. J1428 • Agustín, Salmos 90:2:1. J1479 • Agustín, Predestinación de Santos 9:18. J1985 • Gregorio I, Carta a Juan 5:44:18. J2295 595DC Los siguientes escritos apoyan la perpetualidad de la Iglesia Católica. La Iglesia por siempre... • Clemente, Carta a los Corintios 42:1,64. J20,29a 80DC • Anónimo, Segunda Carta de Clemente a Roma 14:2. J105 • Cipriano, Unidad de la Iglesia Católica 4. J555-556 • Cipriano, Carta al Lapsed 33:27:1. J571 • Hilario, La Trinidad 7:4. J865 Agustín, Salmos 90:2:1. J1479 • Agustín, Sermón a Catecúmenos 6:14. J1535 Los siguientes escritos hablan sobre la fundación de la Iglesia Católica. Fundación de la Iglesia... • Clemente, Carta a los Corintios 42:1. J20 • Hermas, El Pastor Vis 2:4:1-3:5:1. J82-84 140DC • Anónimo, Carta de Clemente 14:2. J105 • Ireneo, Contra Herejes 3:16:6. J217a • Tertullian, Demurrer Contra los Herejes 9:3. J289 • Clemente of Alejandría, Stromateis 7:17:107:3. J435 202DC • Cirpiano, Unidad de la Iglesia Católica 4. J555-556 • Cipriano, Carta al Lapsed 33:27:1. J571 • Hilario de Poitiers, La Trinidad 7:4. J865 • Agustín, Homilías sobre Juan 9:10. J1814 Las siguientes escrituras atestiguan el hecho de que la Iglesia Católica fue asentada en Roma. La Iglesia asentada en Roma... • Clemente, Carta a los Corintios, Direcciones. J10a 80DC • Ignacio, Carta a los Romanos, J52 • Ireneo, Contra Herejes 3:3:3. J210-211 • Cirpiano, Carta a Cornelio 59:55:14. J580 • Concilio de Constantinopla, Canon3. J910d • Dámaso, Decreto de Dámaso 3. J910u • Optatus de Melvis, Cisma de Donatists 2:2. J1242 Las siguientes escrituras hablan sobre la Unidad de la Iglesia Católica. Unidad de la Iglesia... • Didache 4:3. J1b Ignacio, Carta a los Filipenses 3:2. J56 • Tertullian, Demurrer Contra Herejes 20:4. J292 • Cirpiano, Unidad de la Iglesia Católica 4. J555-556 Las siguientes escrituras atestiguan la ´Universalidad´ de la Iglesia Católica. La Iglesia Católica es verdaderamente ´Universal´ como su nombre implica. Iglesia Universal... • Didache, 9:1,10:1. J6,7 • Clemente, Carta a los Corintios 5:1. J11 • Ignacio, Carta a los Efesios 3:2. J38 • Martirio de San Policarpio, Direcciones. J77,79,81a • Hermas, El PastorPar 9:17:4. J93 • Anónimo, Carta a Diogenetus 6:1. J97a • Arístides of Atenas, Apología 15. J112 • Justino Mártir, Dialogo con Trypho 110. J144 • Ireneo, Contra Herejías 1:10:1. J191,192,215,257 • El Muratorian Fragmento. J268 • Tertullian, Contra los Judíos 7:4. J320a • Clemente de Alejandría, Exhortación a los Griegos10:110:1. J405 • Cirilo deJerusalem, Lecturas Catequéticas 18:23. J838 • Dámaso, Decreto de Dámaso 3. J910u
*************
Promovamos, pues, y gritemos a todo el mundo que nosotros también somos Cristianos, los que creemos en Cristo verdadero Dios y Hombre, enseñemos tambien que muchas denominaciones sectarias como los Testigos de Jehová, que se hacen llamar cristianos siendo que no creen en la resurrección corporal ni en la Divinidad de Jesucristo, y en la Nueva Era, buscan engañar personas incautas, cosa que por el bien de las almas no podemos permitir siga así.
San Pacián de Barcelona, 375 A.D. dijo: "Cristiano es mi nombre, y católico mi apellido. El primero me denomina, mientras que el otro me instituye específicamente. De esta manera he sido identificado y registrado... Cuando somos llamados católicos, es por esta forma, que nuestro pueblo se mantiene alejado de cualquier nombre herético." -Carta a Sympronian.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Benedicto XVI corona al Niño Jesús de Praga y le confía familias del mundo

VATICANO, 26 Sep. 09 / 09:21 am (ACI)

Al mediodía (hora local) el Papa Benedicto XVI llegó a la Iglesia de Santa María de la Victoria, en donde se encuentra la conocida imagen del Niño Jesús de Praga, conocida también como el Divino Niño, a quien confió a todas las familias del mundo a su especial cuidado, pidiendo para todas “el don de la paz y la concordia”.

A su llegada al templo, abarrotado de familias con niños, el Santo Padre fue recibido por el rector. Después de adorar al Santísimo expuesto en la capilla del Niño Jesús, impuso una corona de oro a la imagen del Divino Niño, tras lo cual se dirigió al altar mayor para saludar a los presentes.

La imagen del Niño Jesús, dijo el Papa, “nos hace pensar en el misterio de la Encarnación, en Dios Omnipotente que se hizo hombre y vivió durante treinta años en la humilde familia de Nazaret”.

“Pensemos en todas las familias del mundo e invoquemos del Niño Jesús el don de la unidad y la concordia para todas ellas. Pensemos sobre todo en las más jóvenes, que tienen que hacer tantos esfuerzos para dar a sus hijos seguridad y un porvenir digno. Recemos por las familias en dificultad, probadas por la enfermedad y el dolor, por las que están en crisis, separadas o laceradas por la discordia y la infidelidad. Todas las confiamos al Santo Niño de Praga, sabiendo lo importante que es su estabilidad y su concordia para el progreso de la sociedad y el futuro de la humanidad".

Seguidamente afirmó que "en el Santo Niño de Praga contemplamos la belleza de la infancia y la predilección que Jesucristo demostró siempre por los más pequeños. ¡Cuántos niños, en cambio, no son amados, ni acogidos, ni respetados! ¡Cuántos son víctimas de la violencia y de la explotación por parte de personas sin escrúpulos! ¡Ojalá estos menores tengan el respeto y la atención que se les debe: los niños son el futuro de la humanidad!".

El Papa agradeció finalmente a todos los niños que habían ido a saludarlo y les pidió que recen por sus padres, maestros, amigos y también por él. Finalizada la visita a Santa María de la Victoria Benedicto XVI se trasladó a la Nunciatura Apostólica donde almorzó.

El Papa lleva mensaje de Cristo a "tierra de ateos"… con profundas raíces cristianas

PRAGA, 25 Sep. 09 / 08:12 pm (ACI)

El Nuncio Apostólico en República Checa, Mons. Diego Causero, destacó la importancia de la visita que el Papa Benedicto XVI iniciará en las próximas horas a este país y explicó que el Santo Padre tratará de "despertar el alma" de esta llamada "tierra de ateos" que pretende olvidar sus profundas raíces cristianas.

"Se sabe que la República Checa es uno de los países con la tasa más alta de agnosticismo en Europa. El periódico Mala Fronta Dnes, en su edición del 23 de septiembre, con un gran titular daba la bienvenida al Papa a ‘la tierra de los ateos’. El público tiende a considerar a la indiferencia religiosa como un título de orgullo y modernidad.", explicó el Nuncio en un artículo publicado en L’Osservatore Romano.

Para el Arzobispo, el Papa llega como "un viaje misionero de Jesucristo para cumplir con una Iglesia pequeña pero fiel, a la que es necesario confirmar con sabiduría y paternidad".

Según Mons. Causero, "la radical y arrogante secularización de la mayor parte de la población checa tiene larga data y no sólo es una consecuencia del período de la dictadura comunista. Se ha cultivado desde el comienzo del siglo XIX, de la influencia ilustrada y anticlerical en la cultura y el nacionalismo en la política".

"Durante dos siglos, la cultura ha reforzado los prejuicios existentes contra la Iglesia. La idea general de la cultura y la educación popular es que la República Checa fue creada para combatir la sumisión al yugo del imperio de los Habsburgo y de la Iglesia Católica romana que junto al papado son, en la opinión popular, dos manifestaciones de una sola la opresión. El régimen comunista ha actuado en la misma línea, haciendo hincapié en la hostilidad hacia cualquier manifestación de la religión, pero oprimiendo especialmente a la Iglesia Católica", agregó.

El Nuncio aseguró que "el Papa llega para cortar esa corteza de indiferencia y hostilidad, para dar coraje, esperanza y alegría a la Iglesia" que empieza a vivir del "el germen de vitalidad espiritual que está apareciendo gracias a los movimientos y grupos pequeños".

"Benedicto XVI viene en el nombre del Señor a decir a esta Iglesia, fiel y herida, que el Evangelio tiene el poder de despertar y confirmar nuestra fe, de transformar nuestra vidapersonal y social. Cristo no quita nada al hombre, sino que enriquece y da plenitud a su vida. La ausencia de Dios es también la ausencia de la humanidad. El país necesita líderes apasionados que den testimonio", agregó y encomendó al viaje al Niño Jesús de Praga, de gran devoción en Europa y el mundo.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Novena a los Santos Ángeles Custodios

Cortesía de http://www.devocionario.com
*****

Por la señal de la santa Cruz...

Señor mío Jesucristo...

ORACIÓN PARA CADA DÍA DE LA NOVENA

A Vos, santo Ángel de mi Guarda, acudo hoy en busca de especial favor. Habiéndote puesto Dios por custodio y protector mío, nadie como Vos conoce la miseria y las necesidades de mi alma y los afectos de mi corazón. Vos sabéis el deseo que tengo de salvarme, de amar a Dios y de santificarme; mas, ¡ay!, también sabéis mi inconstancia y lo mucho que he ofendido a Dios con mis faltas y pecados. Vos, que sois para mí el guía más seguro, el amigo más fiel, el maestro más sabio, el defensor más poderoso y el corazón más amante y compasivo, alcanzadme de Dios la gracia suprema de amarle y servirle fielmente en esta vida y poseerle eternamente en la gloria.

Y ahora os ofrezco humildemente los pequeños obsequios de esta Novena, para que también me alcancéis las gracias especiales que en ella os pido, si no son contrarias a la gloria de Dios y al bien de mi alma. Así sea.

Rezar la oración del día que corresponda:

DÍA PRIMERO

¡Oh buen Ángel custodio! ayudadme a dar gracias al Altísimo por haberse dignado destinaros para mi guarda.

Os pido que por intercesión de María, me alcancéis de Dios un fervoroso espíritu y la práctica de una oración constante para agradecer a Dios todos sus beneficios, y especialmente el de teneros por celestial custodio mío.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA SEGUNDO

¡Oh Príncipe celestial!, dignaos obtenerme el perdón de todas las ofensas que he hecho a Dios y a Vos, despreciando vuestras amenazas y vuestros consejos.

Os pido que, por intercesión de María, me alcancéis de Dios un verdadero dolor de los pecados, que me obtenga el perdón de todas las faltas y caídas de la vida pasada.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA TERCERO

¡Oh mi Tutor amoroso!, infundid en mi alma un profundo respeto hacia Vos, de tal manera que jamás tenga el atrevimiento de hacer cosa alguna que os desagrade.

Os pido que, por intercesión de María, me alcancéis de Dios el recuerdo de la presencia divina y el respeto a vuestra presencia continua, las cuales han de guardarme del pecado.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA CUARTO

¡Oh Médico compasivo!, enseñadme el remedio y dadme el auxilio para curar mis malos hábitos y tantas miserias como oprimen mi alma.

Os pido que, por intercesión de Maria, me alcancéis de Dios un verdadero espíritu de mortificación, con el cual domine mis malas pasiones y la sensualidad, y obtenga la paz y la libertad de espíritu, juntamente con las demás virtudes.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA QUINTO

¡Oh, mi Guía fiel!, alcanzadme fuerza para vencer todos los obstáculos que se encuentren en el camino de la existencia y para sufrir pacientemente las tribulaciones de esta miserable vida.

Os pido que, por intercesión de María, me alcancéis de Dios una verdadera paciencia y conformidad en todas las contrariedades y penas de la vida que Dios pueda permitir para mi santificación.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA SEXTO

¡Oh Intercesor eficaz cerca de Dios!, alcanzadme la gracia de seguir prontamente vuestras santas inspiraciones y de conformar, en todo y para siempre, mi voluntad a la de Dios.

Os pido que, por la intercesión de María, me alcancéis de Dios una obediencia absoluta a todos mis superiores, la cual me santifique por el cumplimiento de la voluntad divina en ella manifestada.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA SÉPTIMO

¡Oh Espíritu purísimo, encendido todo en amor de Dios!, alcanzadme este fuego divino, y al mismo tiempo una verdadera devoción a vuestra augusta Reina y buena Madre mía, la Virgen Santísima.

Os pido que, por intercesión de María, me obtengáis de Dios la caridad perfecta y la devoción a María, que sean para mi fuente abundantísima de méritos, camino segurísimo de salvación y el más dulce consuelo en la hora de la muerte.

Igualmente as pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA OCTAVO

¡Oh invencible Protector!, asistidme a fin de corresponder dignamente a vuestro amor y a vuestros beneficios, y para trabajar con todas las fuerzas en promover vuestro culto y vuestra devoción.

Igualmente os pido que, por intercesión de Maria, me alcancéis de Dios un celo fervoroso para la práctica del bien y una fervorosa devoción angélica, que sean mi propia santificación y la del prójimo.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

__________

DÍA NOVENO

¡Oh bienaventurado ministro del Altísimo!, alcanzadme de su misericordia infinita que llegue yo a ocupar un día uno de los tronos que dejaron vacíos los ángeles rebeldes.

Os pido que, por intercesión de Maria, me obtengáis de Dios la gracia de una santa muerte, confortada con los Santos Sacramentos, que me abra las puertas de la gloria eterna.

Igualmente os pido la gracia de... Terminar con las oraciones finales.

ORACIONES FINALES PARA TODOS LOS DÍAS

Oración a la Santísima Trinidad. Para obtener de Dios las gracias que esperamos, ¡oh buen Ángel de la Guarda!, en unión vuestra y de todos los otros Ángeles del cielo, y por mediación de la Virgen Maria, Madre de Dios y Madre nuestra, saludo ahora a la Trinidad Santísima con el Trisagio angélico, diciendo de todo corazón:

Santo. Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Rezar al Padre Eterno: Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Rezar al Hijo Unigénito: Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de vuestra gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Rezar al Espíritu Santo: Padrenuestro. Avemaría y Gloria.

Oración de San Juan Berchmans. Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo vuestra bienaventurada guarda, jamás cesáis de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo os venero como a protector, os amo como a custodio; me someto a vuestra dirección y me entrego todo a Vos, para ser de Vos gobernado. Os ruego, por lo tanto, y por amor de Jesucristo os suplico, que, cuando sea ingrato para con Vos y obstinadamente sordo a vuestras inspiraciones, no queráis, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario, ponedme pronto en el recto camino, si me he desviado de él; enseñadme, si soy ignorante; levantadme, si he caído; sostenedme, si estoy en peligro, y conducidme al cielo para poseer en el una felicidad eterna. Amén.

*****

La página devocionario.com ofrece el contenido de esta novena en formato Word para impresión, completamente gratuito para uso privado y en forma de triptico (clic aquí para ir a la página de descarga), de forma que resulte más práctico llevarlo a todos lados. La novena a los Santos Ángeles Custodios empieza el día 23 de septiembre de 2009 (la fiesta es el 2 de octubre) únamonos al Combate Espiritual y demosle un momento de agradecimiento a ese ser que Dios nos ha asignado y que con sus inspiraciones santas nos ayuda a estar más cerca de Dios.

sábado, 19 de septiembre de 2009

El Papa anuncia Sínodo de Obispos de Medio Oriente en 2010

Cortesía de www.aciprensa.com
VATICANO, 19 Sep. 09 / 09:52 am (ACI)

Al recibir esta mañana a los Patriarcas y Arzobispos Mayores Orientales (católicos), el Papa Benedicto XVI anunció la realización, en el Vaticano, del Sínodo de los Obispos para el Medio Oriente que se realizará del 10 al 24 de octubre de 2010 que tendrá como tema: “La Iglesia Católicaen Medio Oriente: Comunión y testimonio”.

En su discurso, el Santo Padre agradeció el encuentro “que nos permite escuchar la voz de las Iglesias a las que sirven con admirable abnegación y reforzar los vínculos de comunión que las unen a la Sede Apostólica” y expresó su deseo de seguir “una peregrinación ideal en el corazón del Oriente cristiano”.

Tras resaltar la importancia de los católicos orientales, Benedicto XVI alentó a que estas Iglesias florezcan para absolver “con renovado vigor apostólico la misión que tienen encomendada… de promover la unidad de todos los cristianos, especialmente orientales”. “El horizonte ecuménico así como el interreligioso les es bien conocido. En estos dos ámbitos toda la Iglesia necesita de la experiencia de la convivencia que vuestras Iglesias han madurado desde el final del primer milenio cristiano”, añadió

El Papa aseguró luego “que están constantemente en mi pensamiento y oración. No olvido, de manera particular, el llamado de paz que pusieron en mis manos al final de la Asamblea del Sínodo de los Obispos” del año pasado.

Tras las palabras del Santo Padre, intervinieron los Patriarcas y Arzobispos mayores, quienes agradecieron al Pontífice esta iniciativa, por sus oraciones y preocupación y subrayaron dos aspectos de fidelidad que los distingue: el legado con el patrimonio del Oriente cristiano, y el legado con el Sucesor de Pedro, con su carisma de unidad en la verdad y el amor.

Al finalizar el encuentro el Papa almorzó con los 11 Patriarcas y Arzobispos Mayores Orientales entre los que se encontraban: el Cardenal Pierre Sfeir, Patriarca de Antioquía de los Maronitas; el Cardenal Emmanuel III Delly, Patriarca de Babilonia de los Caldeos; el Cardenal Cardinale Lubomyr Husar, Arzobispo Mayor de Kyiv-Halič; el Cardenal Varkey Vithayathil, Arzobispo Mayor de Ernakulam-Angamaly de los Siro-Malabares; y el Arzobispo Fouad Twal, Patriarca Latino de Jerusalén.

Santos Ángeles Custodios.

Ángel de la Guarda
Fiesta: 2 de octubre

Nuestros Guardaespaldas Celestiales

¿Quiénes son los ángeles custodios?
Dios ha asignado a cada hombre un ángel para protegerle y facilitarle el camino de la salvación mientras está en este mundo. Afirma a este respecto San Jerónimo: “Grande es la dignidad de las almas cuando cada una de ellas, desde el momento de nacer, tiene un ángel destinado para su custodia”.
En el antiguo testamento se puede observar cómo Dios se sirve de sus ángeles para proteger a los hombres de la acción del demonio, para ayudar al justo o librarlo del peligro, como cuando Elías fue alimentado por un ángel (1 Reyes 19, 5.)
En el nuevo testamento también se pueden observar muchos sucesos y ejemplos en los que se ve la misión de los ángeles: el mensaje a José para que huyera a Egipto, la liberación de Pedro en la cárcel, los ángeles que sirvieron a Jesús después de las tentaciones en el desierto.
La misión de los ángeles custodios es acompañar a cada hombre en el camino por la vida, cuidarlo en la tierra de los peligros de alma y cuerpo, protegerlo del mal y guiarlo en el difícil camino para llegar al Cielo. Se puede decir que es un compañero de viaje que siempre está al lado de cada hombre, en las buenas y en las malas. No se separa de él ni un solo momento. Está con él mientras trabaja, mientras descansa, cuando se divierte, cuando reza, cuando le pide ayuda y cuando no se la pide. No se aparta de él ni siquiera cuando pierde la gracia de Dios por el pecado. Le prestará auxilio para enfrentarse con mejor ánimo a las dificultades de la vida diaria y a las tentaciones que se presentan en la vida.
Muchas veces se piensa en el ángel de la guarda como algo infantil, pero no debía ser así, pues si pensamos que la persona crece y que con este crecimiento se tendrá que enfrentar a una vida con mayores dificultades y tentaciones, el ángel custodio resulta de gran ayuda.
Para que la relación de la persona con el ángel custodio sea eficaz, necesita hablar con él, llamarle, tratarlo como el amigo que es. Así podrá convertirse en un fiel y poderoso aliado nuestro. Debemos confiar en nuestro ángel de la guarda y pedirle ayuda, pues además de que él nos guía y nos protege, está cerquísima de Dios y le puede decir directamente lo que queremos o necesitamos. Recordemos que los ángeles no pueden conocer nuestros pensamientos y deseos íntimos si nosotros no se los hacemos saber de alguna manera, ya que sólo Dios conoce exactamente lo que hay dentro de nuestro corazón. Los ángeles sólo pueden conocer lo que queremos intuyéndolo por nuestras obras, palabras, gestos, etc.
También se les pueden pedir favores especiales a los ángeles de la guarda de otras personas para que las protejan de determinado peligro o las guíen en una situación difícil.
El culto a los ángeles de la guarda comenzó en la península Ibérica y después se propagó a otros países. Existe un libro acerca de esta devoción en Barcelona con fecha de 1494.
Cuida tu fe
Actualmente se habla mucho de los ángeles: se encuentran libros de todo tipo que tratan este tema; se venden “angelitos” de oro, plata o cuarzo; las personas se los cuelgan al cuello y comentan su importancia y sus nombres. Hay que tener cuidado al comprar estos materiales, pues muchas veces dan a los ángeles atribuciones que no le corresponden y los elevan a un lugar de semi-dioses, los convierten en “amuletos” que hacen caer en la idolatría, o crean confusiones entre las inspiraciones del Espíritu Santo y los consejos de los ángeles.
Es verdad que los ángeles son muy importantes en la Iglesia y en la vida de todo católico, pero son criaturas de Dios, por lo que no se les puede igualar a Dios ni adorarlos como si fueran dioses. No son lo único que nos puede acercar a Dios ni podemos reducir toda la enseñanza de la Iglesia a éstos. No hay que olvidar los mandamientos de Dios, los mandamientos de la Iglesia, los sacramentos, la oración, y otros medios que nos ayudan a vivir cerca de Dios.
______________________________________________________________________
Santos Ángeles Custodios.
La Iglesia nos dice que todo cristiano, desde el momento del Bautismo, se lo confía a su propio Ángel. El será durante toda la vida, el "celestial compañero" que velará por nuestra salvación.
Tan gran estima tiene Dios por nosotros, que ha puesto a nuestro lado para protegernos, un ser que nos supera en perfección y virtud. No podía ser de otro modo, cada cristiano es "alter Christus" (otro Cristo), en cada uno de nosotros, el Dios Padre reconoce a su propio Hijo. ¡ Que gran dignidad nos confiere el Bautismo! De este modo, como los Ángeles sirven y alaban a la Trinidad en el Cielo, de igual manera lo hacen junto a los Sagrarios y los Altares, donde reposa la Eucaristía.
Enseña el Catecismo Mayor de San Pío X:
¿Cuáles son los Ángeles custodios?
Los Ángeles Custodios son los que Dios a destinado para guardarnos y guiarnos por el camino dela salvación.
¿Cómo nos asiste el Ángel de nuestra Guarda?
El Ángel de nuestra Guarda: 1 nos asiste con buenas inspiraciones y, atrayéndonos a la memoria lo que hemos de hacer, nos va guiando por el camino del bien; 2 ofrece a Dios nuestras súplicas y nos obtiene sus gracias
¿En qué ha de consistir nuestro reconocimiento a los Ángeles de nuestra Guarda?
Nuestro reconocimiento a los Ángeles de nuestra Guarda ha de consistir en cuatro cosas: 1 en reverenciar su presencia y no contristarlos con ningún pecado, 2 en seguir con presteza los buenos sentimientos que por ellos despierta Dios en nuestros corazones; 3 en hacer nuestras oraciones con la mayor devoción para que ellos las acojan con agrado y las ofrezcan a Dios; 4 en invocarlos a menudo y con entera confianza en nuestras necesidades, particularmente en las tentaciones.
No olvidemos jamás que nuestro Ángel de la Guarda está a nuestro lado, y a la vez, está constantemente en la presencia de la Trinidad. Este pensamiento, nos ayudará a evitar el pecado.
Escribe San Josemaría Escrivá de Balaguer: "Ten confianza en tu Ángel Custodio. Trátalo como un entrañable amigo (lo es), y él sabrá hacerte mil servicios en los asuntos ordinarios de cada día."
Deberíamos encomendarnos a nuestro Ángel Custodio diariamente. Roguemosle por nuestras necesidades y confiemos en su piadosa protección. Demos gracias a Dios, por este fiel servidor, que vela por nosotros.
Nichán Eduardo Guiridlian Guarino

viernes, 18 de septiembre de 2009

Novena a San Miguel Arcángel

Cortesía de http://www.devocionario.com

*****

Honrando a San Miguel, los pueblos atraen incalculables beneficios. Invocándole nos defiende y conduce al Cielo.

ORACIONES PARA TODOS LOS DÍAS

Yo pecador…

San Miguel, Primado entre los Príncipes del Cielo, os ofrezco mis alabanzas y devoción, porque Dios os ha creado tan excelente y tan perfecto y os ha dotado de un celo tan grande por su gloria y de una sumisión tan admirable a sus divinos decretos.

Oración de León XIII. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Celestial y purísimo Mensajero de Dios, dignaos alcanzarme de los Sagrados Corazones de Jesús y María un verdadero amor por Ellos, la sumisión a la divina Voluntad y la gracia de… (hágase aquí la petición que se desea obtener con la novena).

Rezar un Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, venga a nosotros Tu reino.
Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar, la Inmaculada Concepción de la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra.

Terminar con el rezo de la oración del día correspondiente:

DÍA PRIMERO

María Inmaculada, Madre y dulce Medianera, Reina de los Cielos, humildemente os suplicamos intercedáis por nosotros. Ruega a Dios que envíe a San Miguel y a sus ángeles para apartar los obstáculos que se oponen al reinado del Sagrado Corazón en el mundo.

__________

DÍA SEGUNDO

San Miguel, Ángel de los Santos combates, os ofrezco mis alabanzas y devoción por la inefable complacencia con que Dios os mira como defensor de su gloria.

__________

DÍA TERCERO

San Miguel, Ángel de la Victoria, con devoción os alabo por la alegría con que Nuestro Señor Jesucristo os ve como celoso defensor de su divinidad y las victorias que conseguís sobre los enemigos de nuestras almas.

__________

DÍA CUARTO

San Miguel, Ministro del Altísimo, con devoción os alabo por la ternura con que os mira la Santísima Virgen viendo los combates que habéis librado y libráis sin cesar para establecer el reinado de su amado Hijo, Dios y Redentor nuestro, en el mundo.

__________

DÍA QUINTO

San Miguel, Guardián del Cielo, os alabo con devoción por la veneración, el amor y el honor que os rinden las jerarquías celestiales de las cuales sois augusto Príncipe.

__________

DÍA SEXTO

San Miguel, Ángel del Santo Sacrificio, os alabo con devoción por el honor que os ha hecho nuestro Señor Jesucristo confiándoos la custodia de la Iglesia, su querida esposa y os ofrezco el reconocimiento y amor que la Santa Iglesia os profesa.

__________

DÍA SÉPTIMO

San Miguel, Portador del estandarte de salvación, os ofrezco mis alabanzas con devoción por la importante misión que Dios os ha dado al confiaros las almas de todos los predestinados, defendiéndolas en la hora de la muerte de los asaltos del infierno, presentándolas ante Dios enteramente puras.

__________

DÍA OCTAVO

San Miguel, Ángel de la Paz, os alabo con devoción por toda la fuerza, la dulzura y suavidad encerradas en vuestro santo nombre, delicia de vuestros verdaderos devotos.

__________

DÍA NOVENO

San Miguel, Ángel del Perdón, os alabo con devoción por los inmensos beneficios que habéis derramado sobre nuestra Patria, siempre que ésta ha sido fiel a Dios, así como por la abnegación, reconocimiento y amor que os rinden vuestros servidores. Dignaos, os suplicamos, obtener de los Corazones de Jesús y de María aumenten vuestros devotos para obtener la salvación.

*****

La página devocionario.com ofrece el contenido de esta novena en formato Word para impresión, completamente gratuito para uso privado y en forma de triptico (clic aquí para ir a la página de descarga), de forma que resulte más práctico llevarlo a todos lados. La novena a San Miguel Arcángel empieza el día 20 de septiembre de 2009 (la fiesta es el 29 de septiembre) únamonos a El Combate Espiritual e imploremos la asistencia del bendito San Miguel Arcángel, custodio de nuestra iglesia y asistente a los moribundos, "patrono" del blog El Combate Espiritual, difundamos y recomendemos esta novena a familiares y amigos.

martes, 15 de septiembre de 2009

San Miguel Arcángel.

San Miguel combate los espíritus malignos
Fiesta: 29 de septiembre (Fiesta de los Santos Arcángeles)

Príncipe de los ángeles fieles al Señor. Su nombre significa: «¿Quién como Dios?». En la Sagrada Escritura, aparece en el Libro de Daniel, en la Epístola del Apóstol Judas y en el Apocalipsis. Como a Gabriel y Rafael, se le llama «arcángel» en un sentido puramente genérico (más que simple ángel), pero son, los tres, altísimos serafines. —Fiesta: 29 de septiembre.

Aunque la mentalidad moderna se rebele a ello, es cierto que Dios, al componer el poema de la Historia humana, concede lugar de preferencia a los espíritus angélicos. Miguel es entre ellos un astro de primera magnitud, figura principal entre los que sirven inmediatamente al trono del Señor y bajan a la tierra para anunciar o hacer cumplir sus designios. Protector del pueblo de Dios, de Israel, en la antigua Ley; de la Iglesia de Cristo en el Nuevo Testamento. En la Sagrada Escritura ha hallado su fundamento la piedad popular de todos los tiempos para erigir a San Miguel en Príncipe de los ejércitos celestiales, guerrero victorioso en las luchas cósmicas contra el espíritu rebelde, el dragón de las tinieblas.

Daniel, el profeta de las revelaciones angélicas, nos da a conocer el nombre de nuestro arcángel. Miguel, llamado gran jefe de los israelitas, lucha por la liberación del pueblo de Dios, desterrado y sometido al dominio persa. Allí mismo se habla de los príncipes de Persia y de Grecia, refiriéndose, según el común sentir, a los ángeles guardianes de estas naciones.

San Judas Apóstol, en su Carta Católica, cita el ejemplo del «Arcángel Miguel, disputando al demonio el cuerpo de Moisés». De nuevo, pues, aparece nuestro santo ángel como defensor del pueblo de Israel, al que Satanás querría desviar de su fe en el Señor.

El Apocalipsis, Carta Magna de la nueva Jerusalén, que es la Iglesia, nos presenta a San Miguel en su misión definitiva, culminante. Ante la aparición de la Mujer, símbolo de María y de la Iglesia, con su Hijo, en el cielo se traba una batalla.

Miguel y el Dragón frente a frente, el Arcángel fiel contra el soberbio Ángel de la luz. Cada uno manda un ejército de ángeles. Vence Miguel y el Dragón es sepultado en los infiernos.

De esta visión del profeta de Patmos se derivan las imágenes medievales del guerrero de alas brillantes con labrada armadura, al que no le falta la lanza que destruye al dragón, vencido a sus pies.

Toda la vida de la Iglesia militante fluye bajo el signo de la batalla, incorporada a la lucha entre Jesucristo y el demonio, entre el Redentor y el pecado.

En nuestra propia carne experimentamos la escisión. Nuestra gran fuerza es la gracia de Jesucristo, pero los ángeles son servidores de Cristo en la lucha de la Iglesia, y a su frente Miguel, el vencedor por excelencia.

La Iglesia misma le reconoce el título de defensor de sus huestes, le llama «ángel del Paraíso», «príncipe de las milicias espirituales», y en las letanías de los santos le asigna el primer lugar detrás de la Santísima Virgen. Su protección no nos abandona hasta después de la muerte.

En el momento solemne de ofrecer el sacrificio por sus difuntos, la Iglesia le invoca para que presente las almas a la luz santa del Juicio divino.

La devoción popular, que ha influido notablemente en estos textos litúrgicos y que, por otra parte, tiene ya precedentes en tradiciones judaicas, le considera como «pesador de las almas», y así le vemos en curiosas miniaturas de la Edad Media, con la balanza de la justicia divina en las manos, felizmente inclinado un platillo hacia la gloria del cielo.

Acontecimientos prodigiosos, ocurridos en Oriente y Occidente, contribuyeron a formar este hálito universal en torno a la figura del Arcángel. Es tradición oriental que, ya en los primeros decenios del cristianismo, salvó de la destrucción un templo dedicado a su honor en Colosae y que por su intervención milagrosa brotaron allí mismo aguas medicinales, por lo cual le honraban como médico celestial.

En Constantinopla tenía un templo dedicado a. su nombre y era también muy famoso el Mikaelion de Sostenión, cerca de la capital bizantina, donde, según tradición, Miguel había curado milagrosamente al emperador Constantino.

En Occidente también se apareció el Arcángel repetidas veces; sus apariciones más famosas son las del Monte Gárgano en Italia, alrededor del año 500, y la del monte Adriano, donde el año 611 el Papa Adriano IV le construye un oratorio, sobre el que sería más tarde Castillo de Sant'Ángelo.

En España alcanzó renombre su aparición en la serranía navarra de Aralar para ayudar al noble caballero don Teodosio de Goñi en lucha contra el dragón infernal.

El Mont Saint-Michel, en Normandía, con una abadía gótica dedicada a su honor, también testificó su ayuda para con los navegantes.

Hoy día ya no se dan tales apariciones aparatosas, pero el Arcángel se mantiene fiel a su misión de custodio de la Iglesia, como lo proclama la oración a él dirigida al fin de la Misa, preceptuada por León XIII:

"San Miguel Arcángel, defiendenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio, reprímale Dios, pedimos Suplicantes. Y tu principe de La Milicia Celestial, con el Divino Poder, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén"

lunes, 14 de septiembre de 2009

San Rafael Arcángel.

La Curación de Tobías por mediación de San Rafael
Fiesta: 29 de septiembre (Fiesta de los Santos Arcángeles)

El Arcángel San Rafael, uno de los espíritus celestiales que, gozando de la beatífica y eternal presencia de Dios, se nos han manifestado nominalmente, fue enviado por divina dignación para destacar dos hechos importantes de tal protección: la curación de Sara de la opresión del demonio y la curación de la ceguera de Tobías, juntamente con la protección viandante al joven Tobías. Es por ello que la Iglesia, particularmente en España, celebra su fiesta con especial veneración; siendo muchas las instituciones puestas bajo su especial patronazgo, entre ellas, las fuerzas municipales de la Guardia Urbana y la Orden de San Juan de Dios en sus hospitales. — Fiesta: 24 de octubre. Misa propia.

Es San Rafael uno de les tres santos mílites de la corte celestial que nominalmente venera la Madre Iglesia y destaca como dignos de veneración particular. Su historia está referida en el Libro de Tobías del Antiguo Testamento. Se cuenta en dicho Libro que el santo Patriarca Tobías de la Ley mosaica destacaba por su virtud y temor de Dios, practicando todas las obras de misericordia y caridad. Permitió el Señor, no obstante, que sufriera tribulaciones y trabajos: fue cautivo en Nínive de Salmanasar, perdió sus bienes y hacienda y hasta fue condenado a muerte por el rey Senaquerib, librándose de ella mediante la fuga. Al regreso a su casa, dedicóse nuevamente a obras de misericordia.

Fatigado un día del trabajo de enterrar a los muertos, israelitas como él y víctimas de las iras del rey, quiso descansar junto a una pared, cayéndole entonces en los ojos, mientras dormía, inmundicias de un nido de golondrinas y quedando por ello ciego. Sobrellevó con admirable paciencia y resignación esta prueba del Señor, soportando hasta agravios y ofensas de su mujer y amigos, que se burlaban y hacían mofa del poco provecho que sus penitencias y virtudes le habían traído. “Todo ello le causaba profunda pena, por lo que rogaba fervientemente al Señor auxilio y consuelo. Al mismo tiempo que Tobías insistía en tales fervientes súplicas, una doncella llamada Sara, hija de Raguel, vecina de Rages, ciudad de los medos, rogaba también a Dios la librara de la desgracia que la afligía, con la muerte de sus varios esposos, apenas contraía matrimonio. Oyó el Señor las oraciones de Tobías y de Sara y envió a su Arcángel Rafael para aliviarlos.

Creyendo el anciano Tobías próxima su muerte, llama a su hijo para bendecirle, darle sus últimos consejos, que detalla prolijamente el Libro santo, y enviarle a cobrar a Gabelo, un pariente suyo, residente en Rages, una deuda de diez talentos, que otrora le prestara; a cuyo efecto vaya luego en busca de acompañante que le guíe y dirija a Rages.

Obedece el joven Tobías y, al salir de casa, encuéntrase con un apuesto joven que se le ofrece para tal viaje. Preparado todo lo conveniente, emprenden luego ambos el camino. Tras la primera jornada de viaje, aposentáronse a descansar en las orillas del Tigris, circunstancia que aprovecha Tobías para lavarse los pies.

De repente un pez monstruoso sale del río y ataca a Tobías; a las voces del joven, acude el Arcángel Rafael, que no otro era el acompañante de Tobías, y le ordena que, abrazándose al pez, lo saque del agua; y así, muerto el mismo, le dice que abra sus entrañas y le saque el corazón, la hiel y el hígado, para servirse de ellos en su tiempo; preparando el resto para alimentarse durante el camino cuando de ello tengan necesidad.

Pasando por casa de Raguel y prendado Tobías de la joven Sara, le dice el Arcángel la pida por esposa, pues no le ocurrirá como a los demás maridos habidos por ella, ya que su corazón era puro y no cautivo de la lujuria. Raguel aceptó a Tobías con grande gozo y le dio su hija única, enterado por Rafael de que sería ahuyentado el demonio, causante de los anteriores males, al cumplir el joven Tobías las instrucciones que él le diera.

Entonces saca el muchacho un pedazo del corazón del pez y lo pone sobre unas brasas encendidas en su aposento; mientras, el demonio culpable, atado por el arcángel, era conducido por el mismo a un desierto del alto Egipto, para que no perturbase más la paz de Sara, que persuadida por Tobías, y siguiendo las instrucciones de Rafael, se pasa la noche en oración para vencer así al enemigo.

Ana, esposa de Raguel, temerosa de que ocurriera como las veces anteriores, envió una de sus criadas al aposento de Sara, regresando ella con la feliz nueva de que los esposos dormían plácidamente. Celebrado al día siguiente un gran banquete de bodas, Raguel hace a Tobías cesión de la mitad de su hacienda, como dote de su hija, transmitiéndole el dominio de la otra mitad para después de su muerte.

Permanece Tobías en casa de Raguel por espacio de dos semanas, mientras Rafael realiza el encargo del anciano Patriarca, tan satisfactoriamente, que hace que el mismo Gabelo vaya a casa de Raguel a pagar a Tobías la deuda y participar en el general regocijo.

Sin embargo, en casa del Patriarca, la tristeza era grande; Ana, madre de Tobías, lloraba su tardanza; y aunque el anciano la consolaba con buenas razones, ella ascendía todos los días a una cumbre para divisar el regreso de su hijo, llorando inconsolable. Al fin, Tobías y su esposa Sara, aconsejados por Rafael, emprenden el camino de regreso al hogar de aquél, con grande acompañamiento de criados y después de haber recibido la mitad de la hacienda ofrecida, en dinero, alhajas y ganados. Avanzado el camino, Rafael insta a Tobías para que se adelante con él, anticipando el regreso, diciéndole: «Lleva contigo algún tanto de la hiel del pez, porque será necesario dentro de poco».

La madre, que observaba desde lo alto, al divisarlos, llena de alegría, avisa de ello a su esposo y entonces el perro, compañero fiel del joven Tobías que se ha acercado hasta ellos, confirma en el más grande gozo y alegría el corazón de los ancianos padres, ante la inminente llegada del hijo ausente, que les abraza seguidamente, con lágrimas de gozo y satisfacción.

Dadas gracias a Dios y ofrecidos al Señor sacrificios de adoración, toma el joven Tobías de la hiel del pez, según su acompañante Rafael le previniera, y unta a su padre en los ojos, recobrando éste entonces la vista, tan sana y perfecta desde aquel momento, como si nunca hubiera padecido ceguera.

Bendijo nuevamente al Señor el anciano y todos los suyos con gran alegría, que subió al límite cuando a los siete días entraba Sara con sus criados y riquezas. Hubo grandes fiestas y convites; y conociendo el anciano Tobías que todos aquellos bienes procedían de la mediación y bondad del guía, cuya personalidad ignoraban, dijo a su hijo: «¿Cómo podremos agradecer, hijo mío, los bienes que nos ha prodigado este joven que ha sido tu guía?».

«Padre, yo no sé, respondió el hijo, qué recompensa sea digna de él; que me llevó y trajo sano y salvo; cobró la deuda de Gabelo; hizo que Sara fuese mi esposa, ahuyentando el demonio que la atormentaba y llenando de gozo la casa de sus padres; me libertó del pez y curó a vos, padre, la ceguera, para que vierais nuevamente la luz del Cielo. Suplicadle, padre mío, se digne recibir siquiera la mitad de todo cuanto hemos traído».

Creyólo muy prudente el santo varón; y llamando a Rafael, le rogaron con encarecimiento se dignase aceptar la mitad de los bienes recibidos.

Entonces San Rafael, desvelando su secreto, les habló así «Bendecid a Dios del cielo y dadle gracias ante todo, porque ha usado con vosotros de su misericordia. Yo soy el Arcángel Rafael, uno de los siete que estamos delante del Señor».

Al oír esto, los dos Tobías se turbaron y, llenos de temor, cayeron en tierra.

San Rafael les dice entonces dulcemente: «No temáis, porque cuando yo estaba con vosotros, estaba por voluntad de Dios. Bendecidle y cantad sus alabanzas. Ya es tiempo de que vuelva al que me envió. Vosotros bendecid siempre al Señor y contad sus maravillas».

Dicho esto desapareció y no volvieron a verle.

Compartir