lunes, 3 de agosto de 2009

En fiesta del cura de Ars, católicos pueden obtener indulgencia plenaria.

Cortesía de Aciprensa.com
REDACCIÓN CENTRAL, 03 Ago. 09 / 01:43 pm (ACI)

Al conmemorarse los 150 años de la muerte de San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars, y en el marco del Año Sacerdotaldecretado por el Papa Benedicto XVI; este martes 4 de agosto los sacerdotes y fieles católicos podrán obtener la indulgencia plenaria; siguiendo los requisitos correspondientes.

Los sacerdotes podrán ganar la indulgencia plenaria si rezan con devoción al menos Laudes o Vísperas ante el Santísimo Sacramento, expuesto a la adoración pública o reservado en el sagrario, o bien que, a ejemplo de San Juan María Vianney, se ofrezcan con espíritu dispuesto y generoso a la celebración de los sacramentos, sobre todo la Penitencia.

Asimismo, los presbíteros podrán alcanzar indulgencia parcial cada vez que recen con devoción oraciones aprobadas para llevar una vida santa y cumplir santamente las tareas a ellos encomendadas.

Por su parte, los fieles podrán obtener la indulgencia plenaria siempre que "asistan con devoción al sacrificio divino de la misa y ofrezcan por los sacerdotes de la Iglesia oraciones a Jesucristo, sumo y eterno sacerdote, y cualquier obra buena realizada ese día, para que los santifique y los modele según su Corazón".

En tanto, a los impedidos por una causa legítima: enfermos, encarcelados, ancianos o minusválidos, monjes y monjas de clausura, etc., se les concede la indulgencia plenaria si con el espíritu desprendido de cualquier pecado y con la intención de cumplir, en cuanto les sea posible, las tres acostumbradas condiciones, en su casa o donde se encuentren a causa de su impedimento, en los días antes determinados rezan oraciones por la santificación de los sacerdotes, y ofrecen con confianza a Dios, por medio de María, Reina de los Apóstoles, sus enfermedades y las molestias de su vida.

Los requisitos, anteriores a los mencionados, para obtener la indulgencia plenaria, son: estar en gracia de Dios luego de haberse confesado, recibir la Comunión, rezar por las intenciones del Papa y renunciar a todo tipo de apego al pecado.

Enlaces:

- Intenciones del Santo Padre Benedicto XVI para el 2009

- Decreto Original de la Penitenciaría Apostólica sobre indulgencias del año sacerdotal

-Página de aciprensa.com dedicada al año sacerdotal, con información relacionada

No hay comentarios:

Compartir