domingo, 16 de agosto de 2009

Angelus 2009-08-16

Redacción CTV
En el Ángelus dominical que Benedicto XVI ha recitado en el patio del Palacio Apostólico de Castel Gandolfo con un nutrido grupo de fieles, nuevamente ha hablado de María en relación al pasaje del Evangelio que San Juan nos propone en la liturgia del día. Juan, de hecho, retoma las palabras de Jesús: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo. Dios, ha dicho el Papa, ha necesitado de María para asumir el cuerpo humano, para entrar en nuestra condición mortal, y aquel cuerpo se nos dona, en el sacramento de la Eucaristía, como instrumento de vida eterna.

No hay comentarios:

Compartir