martes, 14 de julio de 2009

La Asunción de María a los cielos.



Asunción de María a los cielos
______________________________________________________
Pregunta: ¿Por qué los católicos creen que María ascendió al cielo si en la Biblia se menciona que cuando uno muere se acaba todo? Yo voy a la Iglesia adventista y no estoy de acuerdo con eso. ¿Pueden contestar a mi pregunta?
Por Martín Zavala M.P.D.

Respuesta:
Saludos hermano. Por tu comentario seguramente que no eres católico. Gracias por tu e-mail.

Como católicos creemos firmemente que Nuestra Madre María fue asunta o levantada hacia el cielo. Es decir que fue llevada a la presencia de Dios en cuerpo y alma. Sin embargo, hoy en día hay mucha gente que dice ser "cristiana" y no cree lo mismo. Más aún, nos preguntan y nos dicen, que eso no es cierto. ¿Qué por qué lo creemos? Este tema está dedicado a explicar eso y lo hemos preparado para ti para que conozcas algo de nuestro fundamento y al mismo tiempo que los católicos que lo lean, amen más a
la Virgen y sepan cómo defender su fe (1 Pe 3,15).

A.- Razones Bíblicas:
En primer lugar, profundicemos en la Sagrada Escritura para ver lo que la Palabra de Dios nos enseña acerca de esto.
Los cuatro puntos bíblicos principales son los siguientes:


1.- Dios, no es un Dios de muertos, sino de vivos.
Hay algunos hermanos separados que no creen como nosotros porque según ellos cuando uno se muere se acaba todo y no pasa nada hasta que Jesús vuelva.
Eso es falso porque la misma Biblia nos dice claramente que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos. Veamos algunas citas bíblicas que nos confirman esto:
“Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos"
Mt.22,32

"Me siento apremiado por las dos partes: por una parte, deseo partir y estar con Cristo, lo cual, ciertamente, es con mucho lo mejor" Fil.
1,23 "... Se les aparecieron Elías y Moisés, los cuales conversaban con Jesús."
Mc 9,1-4


2.- Si al malhechor "por un minuto de fe" Jesucristo se lo llevó al paraíso, con más razón se llevaría a su madre María para estar junto a él.
"...Y le decía: "Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino." Jesús le dijo: "Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso."Lc. 23, 39-43
Así sucedió, querido hermano, uno de los malhechores tuvo fe de último momento y se arrepintió. Un minuto le bastó y en su gran misericordia Jesucristo le dijo que ese mismo día iba a estar con él en el Paraíso. Algunos dicen que era tan "buen ladrón" que se robó el cielo en un minuto.
Entonces, si a ese malhechor Jesús se lo llevó junto a él, con mayor razón se iba a llevar a su santa madre María, que era mujer llena de Fe, para que estuviera junto a él por toda la eternidad. Qué increíble que muchos hermanos protestantes no hayan descubierto esto.


3.- Ascendiendo al cielo en cuerpo y Alma.
"Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor".1 Tes. 4,17
"Les decía también: "Yo os aseguro que entre los aquí presentes hay algunos que no gustarán la muerte hasta que vean venir con poder el Reino de Dios."Mc 9,1
Si Abraham, Isaac, Jacob, Elías y Moisés estaban vivos junto a Dios con mayor razón María, la sierva y Madre de Dios, también lo iba a estar.
Estos versículos indican que los cristianos viviendo en gracia de Dios y presencien la venida física de Jesucristo en los últimos tiempos, no morirán la muerte terrenal sino que pasarán directamente al cielo en cuerpo y alma para toda la eternidad. Y dicho esto, fue levantado en presencia de ellos, y una nube le ocultó a sus ojos. Hech. 1,9.

Este otro nos enseña que Jesucristo ascendió en cuerpo y alma al cielo.
Composición de Textos Uniendo las ideas contenidas en los versículos anteriores y aplicándolos a María diremos que el hecho histórico fue así: "Al final de su vida, la Virgen María pasó a la otra a través de un hecho que no puede llamarse muerte como la conocemos universalmente, para cumplir con 1 Tes 4,17. Su persona fue excepcional para cumplir con Lc 1,28. Y vive en el cielo en cuerpo y alma para cumplir con Lc 1,28 y Hech 1,9". A eso le llama la Iglesia "La asunción de María a los cielos". Si el profeta Elías fue arrebatado hacia el cielo 2 Rey 2,9-11 Con mayor razón será con María, madre de Jesucristo y fiel sierva de Dios Lc 1,28; Lc 1,48.

B.- Razones lógicas.
El objetivo principal de Dios sobre la humanidad es su felicidad y salvación. Eso se gana por el arrepentimiento de nuestras faltas y nuestra obediencia como fruto de nuestra fe.Para el tema que estamos hablando las gracias que nos toca tratar son " el arrebato", "la resurrección antes del final de los tiempos" y "el vivir en cuerpo y alma en el cielo antes de la resurrección universal". Las personas poseedoras de eso e identificadas en la Biblia son: Jesucristo y una cantidad no conocida de gente especificada en 1 Tes 4,17.
La Virgen María, por ser "vaso de elección" y la "Llena de Gracia" Lc 1,28 participó con Jesucristo en su muerte, resurrección y ascensión al cielo al que la Biblia llama "arrebato".Lo de ascensión, es de necesidad que Ella también la tuviera, pues muchos la tendrán cuando Jesucristo venga por segunda vez (la ascensión.). Entre la asunción de María y los cristianos que serán "arrebatados" en los últimos tiempos no hay diferencia esencial sino solamente de tiempo. Sin duda que Jesucristo se llevaría a su madre para estar junto a Él.
* Fue definida como dogma por su Santidad Pío XII el 8 de Diciembre de 1950 +luego de una aprobación casi unánime del clero (obispos y ministros que solicitaron a su vez la proclamación del dogma) junto con los fieles laicos, esto es clara evidencia de que era el sentir de la iglesia proclamar una creencia existente desde tiempos de los apostoles, el Espiritu Santo por promesa de Cristo asiste a la iglesia en cuestiones de fé y moral. La iglesia entera es infalible en éste ámbito.+ El dogma dice:
“Al no tener ningún pecado y al no estar sujeta a la corrupción del sepulcro, María fue elevada al cielo en cuerpo y alma, al terminar su paso por este mundo…”
__________________________
La Asunción



Sinopsis: La Biblia enseña que María, como Arca de la Nueva Alianza y mayor ejemplo de lo que es un creyente, ha sido llevada al cielo, tal como la ve Juan en el Apocalipsis.
Rev. Dic. 28/08
Es un dogma que se formula así: “La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo." (Constitución Munificentisimus Deus)
La Asunción no está en la Biblia en forma expresa, pero sí se concluye de la Biblia en forma necesaria. Recordemos que la Biblia debe leerse como un todo (2 Tm 3, 16-17), o de lo contrario terminaremos haciendo decir a la Biblia lo que no dice.
Primero entendamos que “asunción" no es lo mismo que “ascensión". La “ascensión" es el hecho de ascender a los cielos por sí mismo como Jesús (Lc 1, 3-11). “Asuncion" es ser llevado a los cielos por Dios mismo o por los ángeles.
1. ¿Es bíblica la Asunción de las personas?
Las personas pueden ser asuntas a los cielos como María. Fue antes el caso de Enoc (Gn 5, 24) o de Elías (2 Re 2, 11-12).
Alguien dirá que con Jesús se abren las puertas del cielo, porque todos debieron esperar su llegada, pero olvida que los designios de Dios no están al alcance de los hombres (Sb 17, 1; Rm 11, 33). Ya lo dice la Biblia:
"Yavé hizo subir a Elías al cielo en un torbellino..." (2 Re 2, 1)
2. ¿Porqué fueron llevadas las personas al cielo?
Por la fe y por haber agradado a Dios toda la vida ("Enoc anduvo con Dios...." dice Gn 5, 22). Dice San Pablo para que entendamos el caso de Enoc:
“Por su fe también Henoc fue trasladado al cielo en vez de morir, y los hombres no volvieron a verlo, porque Dios se lo había llevado. Antes de que fuera arrebatado al cielo, se nos dice que había agradado a Dios; pero sin la fe es imposible agradarle, pues nadie se acerca a Dios si antes no cree que existe y que recompensa a los que lo buscan." (Hb 11, 5-6)
¿Fue ese el caso de María? Lo fue y en mayor grado.
3. Nadie como Maria en materia de fe y agrado a Dios
“Llena de Gracia" le dice el ángel Gabriel (Lc 1, 28), quien también le dice que Dios está con ella (la maravillosa frase de Lc 1, 28 es “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo."); Enoc anduvo con Dios, pero Dios estaba con María. El mismo Dios, por su mensajero, la declara llena de gracia en una forma permanente pues ha encontrado el favor de Dios (Lc 1, 30) y María acata en forma totalmente incondicional la voluntad del Altísimo (Lc 1, 38). Es tal el estado de María, que –antes de la pasión de Jesucristo- puede declarar que Dios la ha salvado y todas las generaciones la llamarán bienaventurada (Lc 1, 48). Siendo así, es un caso como el de Enoc en grado máximo, pues mereció ser la Madre de Nuestro Señor (“...has encontrado el favor de Dios" dice el ángel).
Tenemos claro entonces que María agrada a Dios y es modelo de Fe, en tan esplendoroso sentido que ya es salva desde antes de la pasión de Nuestro Señor.
4. En María se da el cumplimiento de las promesas del Señor
Decía Jesús a los saduceos:
“Pues cuando resuciten de la muerte, ya no se casarán hombres y mujeres, sino que serán en el cielo como los ángeles." (Mc 12, 25)
Dice San Pablo:
“ Pero para nosotros hay un solo Dios, el Padre: todo viene de él y nosotros vamos hacia él." (1 Co 8, 6)
Y en otra parte:
“ Nosotros tenemos nuestra patria en el cielo, y de allí esperamos al Salvador que tanto anhelamos, Cristo Jesús, el Señor." (Fil 3, 20)
Esa es una promesa. Cuando María visita a su prima Santa Isabel, esta –llena del Espíritu Santo- declara “¡Dichosa tú por haber creído que se cumplirían las promesas del Señor!" (Lc 1, 45).
A los apóstoles, Jesús les recuerda que les prepara una morada en la casa del Padre:
“No se turben; crean en Dios y crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. De no ser así, no les habría dicho que voy a prepararles un lugar. Y después de ir y prepararles un lugar, volveré para tomarlos conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes. Para ir a donde yo voy, ustedes ya conocen el camino." (Jn 14, 1-4)
Tenemos entonces frente a nosotros la promesa de la Resurrección. Ya Dios había salvado a María, no quedaba sino que al final de su vida resucitara inmediatamente. "La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos" (Catecismo, n. 966).
María nos precedió en el cielo y nos precederá siempre, como madre del rey que se sienta al lado del trono (Sal 45(44), 7-10).
Así las cosas, el dogma de la Asunción de María es plenamente bíblico.
5. María es la Nueva Arca de la Alianza, la cual debía subir al cielo
El Señor debía entrar en el reposo, y con El el arca:
"¡Levántate, Señor, y ven a tu reposo, tú y el Arca de tu fuerza!" (Sal 132, 8)
Que María es la Nueva Arca se sigue de Apocalipsis 11, 19 y el texto subsiguiente. Dice San Juan que se abrió el Santuario de Dios en los cielos y vio el Arca de la Alianza. ¿Y qué es lo que ve exactamente San Juan? La mujer vestida de sol, María.
"Apareció en el cielo una señal grandiosa: una mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza. " (Ap 12, 1)
Juan ve a María en el cielo. ¿Cómo nos dice la Biblia que ella es la nueva arca de la alianza? Fíjate en lo que dice David cuando supo que el Arca iba camino de su casa:
"Ese día sintió David un verdadero temor por Yavé y se dijo: “¿Y el Arca de Yavé va a entrar en mi casa?”" (2 Sam 6, 9)
Cuando María va a visitar a Isabel, esta -llena del Espíritu Santo- pregunta en voz alta:
"Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor?" (Lc 1. 43)
Lo mismo que David salta de alegría frente al Arca (2 Sam 6, 14), Juan el Bautista lo hizo en el vientre de su madre cuando llegó María (Lc 1, 44). El Arca, luego del episodio de David, permeneció tres meses en el lugar (2 Sam 6, 11), el mismo tiempo que María permaneció en casa de Isabel (Lc 1, 56).
6.¿Cómo sabemos que efectivamente María fue asunta a los cielos?

Por la tradición de la Iglesia desde los principios del cristianismo. Las tradiciones de la Iglesia se verifican contra la Sagrada Escritura, y en este caso de la Asunción ya sabemos que es consecuencia necesaria de la Biblia.
____________________________________________
Ángelus, 15 de agosto de 2008. Solemnidad de la Asunción de la Virgen María.


Queridos hermanos y hermanas:
En el corazón de las que los latinos llamaban feriae Augusti, vacaciones de agosto —de ahí la palabra italiana "ferragosto"— la Iglesia celebra hoy la Asunción de la Virgen María al cielo en alma y cuerpo. En la Biblia, la última referencia a su vida terrena se halla al comienzo del libro de los Hechos de los Apóstoles, que presenta a María recogida en oración con los discípulos en el Cenáculo en espera del Espíritu Santo (Hch 1, 14). Posteriormente, una doble tradición —en Jerusalén y en Éfeso— atestigua su "dormición", como dicen los orientales, es decir, el haberse "dormido" en Dios. Este acontecimiento que precedió su paso de la tierra al cielo, ha sido confesado por la fe ininterrumpida de la Iglesia. En el siglo VIII, por ejemplo, San Juan Damasceno, gran doctor de la Iglesia oriental, afirma explícitamente la verdad de su asunción corpórea, estableciendo una relación directa entre la "dormición" de María y la muerte de Jesús. Escribe en una célebre homilía: "Era necesario que la que había llevado en su seno al Creador cuando era niño, habitase con él en los tabernáculos del cielo" (Homilía II sobre la Dormición, 14: PG 96, 741 B). Como es sabido, esta firme convicción de la Iglesia halló su coronación en la definición dogmática de la Asunción, pronunciada por mi venerado predecesor Pío XII en el año 1950.
Como enseña el concilio Vaticano II, a María Santísima hay que colocarla siempre en el misterio de Cristo y de la Iglesia. En esta perspectiva, "la Madre de Jesús, glorificada ya en los cielos en cuerpo y alma, es la imagen y comienzo de la Iglesia que llegará a su plenitud en el siglo futuro. También en este mundo, hasta que llegue el día del Señor (cf. 2 P 3, 10), brilla ante el pueblo de Dios en marcha, como señal de esperanza cierta y de consuelo" (Lumen gentium, 68). Desde el paraíso la Virgen sigue velando siempre, especialmente en las horas difíciles de la prueba, sobre sus hijos, que Jesús mismo le confió antes de morir en la cruz. ¡Cuántos testimonios de esta materna solicitud suya se encuentran al visitar los santuarios a ella dedicados! Pienso en este momento especialmente en la singular ciudadela mundial de la vida y de la esperanza que es Lourdes, a donde, si Dios quiere, iré dentro de un mes, para celebrar el 150° aniversario de las apariciones marianas acaecidas allí.
María elevada al cielo nos indica la meta última de nuestra peregrinación terrena. Nos recuerda que todo nuestro ser —espíritu, alma y cuerpo— está destinado a la plenitud de la vida; que quien vive y muere en el amor de Dios y del prójimo será transfigurado a imagen del cuerpo glorioso de Cristo resucitado; que el Señor humilla a los soberbios y enaltece a los humildes (cf. Lc 1, 51-52). La Virgen proclama esto eternamente con el misterio de su Asunción. ¡Que tú seas siempre alabada, oh Virgen María! Ruega al Señor por nosotros.

Después del Ángelus

Saludo con afecto a los fieles de lengua española presentes en esta oración mariana y a quienes se unen a ella a través de la radio y la televisión. Que la contemplación del misterio de la Asunción de la Virgen María, Madre de Dios, figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada, os sirva de consuelo y esperanza. Que ella os alcance de su divino Hijo toda clase de bendiciones. Muchas gracias.
____________________________________________________________________
La Asunción de la Virgen Santísima
De la constitución apostólica
Munificentíssimus Deus
del Papa Pío XII

Con esta constitución apostólica, el Papa Pío XII proclamó el dogma de la Asunción el 1ro de Noviembre de 1950.
Tomado de la Liturgia de las Horas del 15 de Agosto. (AAS 42 [19501, 760-762. 767-769)

Tu cuerpo es santo y sobremanera glorioso
Los santos Padres y grandes doctores, en las homilías y disertaciones dirigidas al pueblo en la fiesta de la Asunción de la Madre de Dios, hablan de este hecho como de algo ya conocido y aceptado por los fieles y -lo explican con toda precisión, procurando, sobre todo, hacerles comprender que lo que se conmemora en esta festividad es, no sólo el hecho de que el cuerpo sin vida de la Virgen María no estuvo sujeto a la corrupción, sino también su triunfo sobre la muerte y su glorificación, a imitación de su hijo único, Jesucristo.
Y, así, san Juan Damasceno, el más ilustre transmisor de esta tradición, comparando la asunción de la santa Madre de Dios con sus demás dotes y privilegios, afirma, con elocuencia vehemente:
"Convenía que aquella que en el parto había conservado intacta su virginidad conservara su cuerpo también después de la muerte libre de la corruptibilidad. Convenía que aquella que había llevado al Creador como un niño en su seno tuviera después su mansión en el cielo. Convenía que la esposa que el Padre había desposado habitara en el tálamo celestial. Convenía que aquella que había visto a su hijo en la cruz y cuya alma había sido atravesada por la espada del dolor, del que se había visto libre en el momento del parto, lo contemplara sentado a la derecha del Padre. Convenía que la Madre de Dios poseyera lo mismo que su Hijo y que fuera venerada por toda criatura como Madre y esclava de Dios."
Según el punto de vista de san Germán de Constantinopla, el cuerpo de la Virgen María, la Madre de Dios, se mantuvo incorrupto y fue llevado al cielo, porque así lo pedía no sólo el hecho de su maternidad divina, sino también la peculiar santidad de su cuerpo virginal:
"Tú, según está escrito, te muestras con belleza; y tu cuerpo virginal es todo él santo, todo él casto, todo él morada de Dios, todo lo cual hace que esté exento de disolverse y convertirse en polvo, y que, sin perder su condición humana, sea transformado en cuerpo celestial e incorruptible, lleno de vida y sobremanera glorioso, incólume y participe de la vida perfecta."
Otro antiquísimo escritor afirma:
"La gloriosísima Madre de Cristo, nuestro Dios y salvador, dador de la vida y de la inmortalidad, por él es vivificada, con un cuerpo semejante al suyo en la incorruptibilidad, ya que él la hizo salir del sepulcro y la elevó hacia si mismo, del modo que él solo conoce."
Todos estos argumentos y consideraciones de los santos Padres se apoyan, como en su último fundamento, en la sagrada Escritura; ella, en efecto, nos hace ver a la santa Madre de Dios unida estrechamente a su Hijo divino y solidaria siempre de su destino.
Y, sobre todo, hay que tener en cuenta que, ya desde el siglo segundo, los santos Padres presentan a la Virgen María como la nueva Eva asociada al nuevo Adán, íntimamente unida a él, aunque de modo subordinado, en la lucha contra el enemigo infernal, lucha que, como se anuncia en el protoevangelio, había de desembocar en una victoria absoluta sobre el pecado y la muerte, dos realidades inseparables en los escritos del Apóstol de los gentiles. Por lo cual, así como la gloriosa resurrección de Cristo fue la parte esencial y el ú1timo trofeo de esta victoria, así también la participación que tuvo la santísima Virgen en esta lucha de su Hijo había de concluir con la glorificación de su cuerpo virginal, ya que, como dice el mismo Apóstol: Cuando esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra escrita: "La muerte ha sido absorbida en la victoria."
Por todo ello, la augusta Madre de Dios, unida a Jesucristo de modo arcano, desde toda la eternidad, por un mismo y único decreto de predestinación, inmaculada en su concepción, asociada generosamente a la obra del divino Redentor, que obtuvo un pleno triunfo sobre el pecado y sus consecuencias, alcanzó finalmente, como suprema coronación de todos sus privilegios, el ser preservada inmune de la corrupción del sepulcro y, a imitación de su Hijo, vencida la muerte, ser llevada en cuerpo y alma a la gloria celestial, para resplandecer allí como reina a la derecha de su Hijo, el rey inmortal de los siglos.
-Versión electrónica del documento realizada por las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María. SCTJM.
________________________________________________________


Notas aclaratorias: (cortesía de catholic.net)
1.- Celebramos la fiesta de la asunción de María el 15 de agosto, en la que conmemoramos la subida al cielo de la Virgen en cuerpo y alma. Esta fiesta se celebra en la Iglesia desde el siglo V.



2.- Los protestantes nos atacan diciendo que la Asunción de María no está en los Evangelios. Esto es ganas de atacar sin fundamento para confundir a los ignorantes. ¿Cómo van a hablar los Evangelios de la Asunción de María si cuando se escribieron los Evangelios Ella todavía vivía en la tierra?




3.-No está claro si la Virgen antes de subir al cielo murió o no murió. Por eso a ese momento se le llama «TRÁNSITO». Y en la definición del dogma en 1950 dice Pío XII que María, muerta o no, subió al cielo en cuerpo y alma.




El texto oficial dice: «Pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste» (DZ. 2333).




4.- Unos opinan que murió sin pasar por la muerte, pues la muerte es castigo del pecado original, y Ella no tuvo pecado original.




5.- Otros opinan que sí murió, pues Cristo tampoco tenía pecado original, y murió en la cruz.




6.- En caso de que muriera no está claro ni el lugar ni la fecha.




7.- Dice el Salmo 15: «No permitirás a tu siervo conocer la corrupción». San Pablo relaciona esta incorrupción con la carne de Cristo. Y San Agustín nos dice que la carne de Cristo es la misma que la de María. Implícitamente, entonces, la carne de María, que es la misma que la del Salvador, no experimentó la corrupción. Así el privilegio de la resurrección y consiguiente Asunción de María al Cielo se debe al haber sido predestinada para ser la Madre de Dios-Hombre.

+ Relatos de la tradición nos cuentan que María si murió en presencia de la mayoría de los apóstoles (Tomás no alcanzó a llegar al funeral y el entierro para cuando llegó y revisaron la tumba estaba vacía, ciertas iconografías de la asunción representan esta escena) por lo que de aquí muchos creen que efectivamente murió pero fue asunta antes de experimentar corrupción.+




++: Notas del editor (ianmnick)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTOS MENSAJES ESCRITOS NOS EDIFICAN MUCHO. HAY ALGUNOS GRABADOS QUE ESTAN BUENISIMOS. CONOZCO UNOS QUE LOS GRABA EL PADRE JORGE NARDI. SE LLAMAN "PALABRAS DE ALIENTO". PUEDEN ESCUCHARLOS EN www.jorgenardi.com.ar

Anónimo dijo...

ESTE LUGAR EN INTERNET ES SUMAMENTE VALIOSO POR SU CONTENIDO EDIFICANTE.
APROVECHE EL CONSEJO Y TAMBIÉN VISITE LA PAGINA DE "PALABRAS DE ALIENTO" QUE CONTIENE LOS MENSAJES GRABADOS POR EL SACERDOTE CATOLICO JORGE NARDI EN www.jorgenardi.com.ar Y CONSIDERO QUE MUCHAS RADIOS DEBERIAN PASARLO PORQUE EN ESTE TIEMPO SE NECESITAN MENSAJES DE ESTE TIPO, ACCESIBLES A TODO PUBLICO PORQUE EL PADRE LOS HACE CON UN LENGUAJE SENCILLO. SON MUY PROFUNDOS Y PUEDEN ALUMBRAR EN LA SENDA DE LA VIDA. SE CONVINA MUY BIEN LA SIMPLICIDAD Y LA BUENA DOCTRINA.

Anónimo dijo...

ESTE PADRE QUE GRABA LOS MICROS, JORGE NARDI HABLA SOBRE LA VIRGEN MARIA, TAMBIÉN TIENE TODOS LOS MIERCOLES UNA COLUMNA EN EL DIARIO "EL CIUDADANO" DE LA CIUDAD DE ROSARIO (SANTA FE-ARGENTINA) QUE SON MENSAJES MUY SENCILLOS Y ALLI SE EXPRESA CON PROFUNDIDAD Y SENCILLEZ PARA LLEGAR A TODOS.

Anónimo dijo...

Muy bueno que hablen de esta manera sobre la Santísima Virgen. Ella es nuestra Madre. La amamos y se nota que quien dirige este sitio de Internet está sostenidos por Ella. Un cariñoso saludo y rezo a la Omnipotencia Suplicante que le brinde su protección maternal. Cecilia

Marcos Ariel dijo...

...toda mi familia es católica, y yo creo fielmente en Dios y lo que dice la biblia, también creo que María fue la madre terrenal de Jesús (quién existió antes que ella, ya en los cielos) y que sufrió mucho como madre al ver a su hijo morir.... pero ninguna de estas afirmaciones "profundizadas" en este sitio, fundamenta lo que afirman, que ella fue elevada a los cielos...son todas especulaciones. Dice que Jesús fue elevado a los cielos... pero no María. Pero lo mismo fue una sierva de Dios! eso no le resta santidad, pero seámos sinceros: en ningún lugar habla de esa supuesta ascensión.
Dios los bendiga

Angelus dijo...

Marcos Ariel:
Pides sinceridad, pues te vamos a dar la verdad:
..toda mi familia es católica, y yo creo fielmente en Dios
¿Pero en la Iglesia de Dios ahi si no crees? entonces no eres católico por negar pertinasmente tu fe, salvo desconocimiento y el hecho de que tu familia sea católica no es relevante

y lo que dice la biblia
¿enserio? pues mira lo que la Biblia dice sobre Pedro, el primer Papa:
Cuando habían comido, Jesús dijo a Simón Pedro: —Simón hijo de Jonás, ¿me amas tú más que éstos? Le dijo: —Sí, Señor; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: —Apacienta mis corderos.

Le volvió a decir por segunda vez: —Simón hijo de Jonás, ¿me amas? Le contestó: —Sí, Señor; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: —Pastorea mis ovejas.Jn 43
Entiéndase el "apacienta mis corderos como el decirle a Pedro "mis ovejas, cuídalas, reprendelas, conducelas a mi, y corrige sus errores" San Pedro ha muerto, pero su Iglesia, en la que Cristo ha fundado su Iglesia posee esos mismo poderes que Cristo confirió

también creo que María fue la madre terrenal de Jesús (quién existió antes que ella, ya en los cielos)
María es la Madre de Jesús, que es Dios ¿me parece que niegas el dogma de la maternidad Divina? MARIA ES MADRE DE DIOS, porque ha introducido a Cristo Dios en el tiempo y es su madre en el tiempo de su humanidad y su divinidad, que son inseparables (más no confundibles) por lo tanto hablamos de una santa especial, no de una mujer que sufrió, porque ella ha mostrado desde el principio prudencia y fortaleza, que en un pobre mortal son extraordinarias.

Dice que Jesús fue elevado a los cielos... pero no María.
Jesús ascendió por sus propios medios, el es Dios omnipotente, y es correcto decir "fue subido por Dios" (que es Él) y María... ¿dice que pasó con ella tras su muerte? o la menciona? No, porque tales hechos ocurrieron cuando ya los libros sagrados habían sido escritos... no tiene sentido ¿entonces quien nos confirma que fue así? La autoridad de la Iglesia, a la que se ha conferido "el poder de las llaves"

"Bienaventurado eres, Simon, hijo de Jonás, porque no te reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos" (Mateo 16:17-19).
¿qué significa "lo que desates en la tierra, en los cielos también?
Es una referencia a la infalibilidad de la Iglesia: cuando proclames con tu autoridad que alguien es santo: lo es; cuando proclames perdón de los pecados de alguien: perdonado queda; cuando expulses a alguien de la Iglesia: expulsado queda y CUANDO PROCLAMES QUE UNA VERDAD, LO ES: efectivamente, así es. Lo mismo pasa con la asunción de María, ella si fue subido, no por sus fuerzas, y lo que pasó no es exclusivo de ella, nos pasará a nosotros, pero ella se ha ganado el privilegio por adelantado.

Católico ¡Vive tu Fe!

Al dijo...

Leiendo acerca de la ascuncion de Maria, se nota que las razones por cual piensan que es asi son logicas suposisiones. varias veces se lee: Si DIOS llevo consigo , a Enoc, y a Elias entonces con mas razon a Maria. Esos son pensamientos humanos palabra de hombre, porque DIOS nos hace saber todo confirmandolo 2 o mas veces y en ningun lado de su palabra dice ni aun una vez que Maria fue ascendida. Si les puedo decir que esta en el paraiso ella, como hablan del ladron pero todavia falta que seamos todos incluyendo a ella exaltados a un cuerpo puro para poder ser ascendidos con JESUS en su segunda venida. DIOS habla directo, no anda queriendo que adivinemos/supongamos el no nos da pensamientos que no tengan conviccion/seguridad si no que al contrario El es justo. Cuando el SENOR nos habla de lo que tenemos que saber lo hace concreto,para que no interpretemos su palabra al parecer de lo que piense la persona. Muy bien dice su palabra cuidado con la levadura del pan de los fariseos, pues aquellos que interpretan la palabra de DIOS como les parece y no como DIOS la revela.

Angelus dijo...

Al:
Aunque comentas cosas que bien o ya se responden y se han ampliado aún caben aclaraciones.
Leiendo acerca de la ascuncion de Maria, se nota que las razones por cual piensan que es asi son logicas suposisiones. varias veces se lee: Si DIOS llevo consigo , a Enoc, y a Elias entonces con mas razon a Maria.
No son suposiciones, es el desarrollo de la fe dada por Cristo mismo a su Iglesia, que profundiza y ahonda más en el depósito de la fe por la intervención del Espíritu Santo.

Esos son pensamientos humanos palabra de hombre, porque DIOS nos hace saber todo confirmandolo 2 o mas veces
No todo. Ciertamente Jesús nos hace saber en las Escrituras muchas cosas de este modo (piénsese en la realidad substancial de Jesús en la Eucaristía en Jn. 6) "en verdad, en verdad les digo..." pero en ningún lado se ha dicho que Dios nos hace saber las cosas de este modo (pensar así es un "pensamiento humano, palabra de hombre")y mucho menos todo porque si así fuera la Trinidad misma se vería comprometida porque Jesús nunca la dijo expresa y directamente, mucho menos dos veces seguidas.

y en ningun lado de su palabra dice ni aun una vez que Maria fue ascendida. Si les puedo decir que esta en el paraiso ella, como hablan del ladron pero todavia falta que seamos todos incluyendo a ella exaltados a un cuerpo puro para poder ser ascendidos con JESUS en su segunda venida.
Esto ya ha sido dicho, en ningún lado aparece, porque el último evangelio en escribirse (el de Juan) se escribió estando aún viva María, de igual forma los evangelios centran su vida en Jesús no en María, ni en José ni en sus discipulos...
Y, si, nosotros seremos subidos en cuerpo y alma en la Parusía, pero nada prohíbe que la asunción de María se dé por adelantado, Elías fue menos digno que ella pero sin embargo aún antes que Jesús fue subido en cuerpo y alma.

DIOS habla directo, no anda queriendo que adivinemos/supongamos el no nos da pensamientos que no tengan conviccion/seguridad si no que al contrario El es justo. Cuando el SENOR nos habla de lo que tenemos que saber lo hace concreto,para que no interpretemos su palabra al parecer de lo que piense la persona. Muy bien dice su palabra cuidado con la levadura del pan de los fariseos, pues aquellos que interpretan la palabra de DIOS como les parece y no como DIOS la revela.
Jesús no enseñó TODA Y ABSOLUTAMENTE TODA LA VERDAD Y DOCTRINA EN PROFUNDIDAD MÁXIMA y esto se limita más aún cuando vemos que los evangelios no cuentan todas las enseñanzas de Jesús:
"Jesús hizo también muchas otras cosas. Si se las relata detalladamente, pienso que no bastaría todo el mundo para contener los libros que se escribirían. "Jn 21: 25

Y el primer principio lo tenemos en que lo que Jesús dijo:
"Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho." Jn 14: 26

Entonces ¿no bastó la enseñaza de Jesús? SÍ, pero hace falta más claridad y el Espíritu es quien la dará pues es el Espíritu de la verdad.
Ya has leído que todo en claridad no está, y esta es la falla de aquellos de "solo la Biblia basta" porque no, la Biblia no basta y en ningún lado dice que sólo la Bíblia basta, Dios ha establecido su Iglesia como ya he explicado para cuidar el depósito de la fe nada más y nada menos que con ayuda del Espíritu Santo.
La Iglesia que cuenta con el Espíritu que "lo enseñará todo" no puede precisamente equivocarse en lo que enseña y esto, que la Iglesia siempre ha creído es dogma de fe porque la Iglesia lo ha reafirmado.
Pero si no se cree en la Tradición viva de la Iglesia y Escrituras junto al Magisterio mayor dificultad hay en fundamentalistad como Ud. de entenderlo.

Creo bien que han sido muchas ya, las ampliaciones de este artículo, pero en el mar inmenso de la doctrina cristiana, con el Espíritu Santo, la verdad se esclarece más.

Angelus dijo...

PD. no he entendido bien su otro brevísimo comentario, lo considero spam asi que ha sido suprimido, de igual forma no estoy obligado a avisar que suprimo este tipo de comentarios...

Anónimo dijo...

He leído los comentarios sobre Nuestra Queridísima Madre la Vírgen. Pienso que no tenemos que temer ser muy marianos. Cuanto más lo seamos, estaremos más y más ligados a Dios.
También escuché los mensajes en www.jorgenardi.com.ar Se nota que es un sacerdote mariano de este tiempo. Son las bellezas de la primavera de la Iglesia que no deja de reverdecer siempre, siempre, siempre!!!!! Silvina

Compartir